Los beneficios de la meditación son tanto físicos como mentales.La meditación nos prepara para afrontar de manera muy distinta la tensión, y en cada sesión conseguimos relajar la mente.Para alcanzar equilibrio y armonía a todos los niveles, la meditación es la mejor actividad que podemos realizar.

Hay maestros que dicen que meditar es vivir, ya que si no somos conscientes, estaremos viviendo en un mundo irreal y de manera automática. Otros maestros consideran que meditar es una forma de ser, ya que cuando meditamos toda nuestra percepción y nuestros valores cambian, en definitiva la forma de ver el mundo sufre una transformación por completo.

La practica continua de meditación, es sin lugar a dudas, una de las rutinas más saludables que podemos adquirir. Dedicar unos minutos al día a escucharnos, a relajarnos, a conectar con nuestro cuerpo, a calmar la mente, nos aporta unos beneficios que raramente nos podrá proporcionar otra actividad.

Cada vez hay más gente que se beneficia a diario de las ventajas de la meditación. Lenta pero progresivamente la sociedad se va haciendo eco de la multitud de beneficios que tiene la práctica de la meditación.

En nuestro cerebro, la meditación activa zonas de la cortezarelacionadas con el bienestar y la calma. Cuando meditamos las ondas cerebrales que alcanzamos son las ondas Alfa, que proporcionan armonía. En este estado es donde se puede curar cualquier enfermedad.

Cuando meditamos conectamos con el inconsciente y ponemos en movimiento nuestras grandes facultades psíquicas y anímicas, contribuyendo al mejoramiento integral.

 

Los cambios siempre empiezan con un primer paso, y que mejor manera de realizar un cambio que aprovechando los beneficios de la meditación.

Otros beneficios que aporta la meditación son:

Relajacion fisica: todo nuestro cuerpo suelta las tensiones acumuladas, y favorece la circulación.

Guardar energía: cuando somos conscientes de nuestro cuerpo y de nuestras emociones, estamos mejor preparados para guardar nuestra energía y no ir derrochándola sin darnos cuenta. Con la meditación también aumenta la energía, ya que se activan y e equilibran nuestros chakras, y eso hace que el fluyo de energía sea mayor por todo nuestro cuerpo.

– Somos conscientes de los pensamientos: la meditación también es un entrenamiento para llevar la atención hacía nosotros mismos, con esto tenemos la posibilidad de darnos cuenta qué estamos pensando en cada momento y podemos modificar los pensamientos que no nos ayudan en nuestro proceso.

Auto comprensiónla mejor inversión es conocerse a uno mismo, cuanto más nos conozcamos, más posibilidades tendremos de tener éxito en nuestra vida.

 

– Creatividad: con la meditación desarrollamos nuestras capacidades, veremos como muchas facultades se agudizan y se despiertan en nosotros.

– Memoria: la pérdida de memoria tiene mucho que ver con la ansiedad, cuando meditamos nos relajamos, y al vivir es un estado más relajado, nuestra memoria mejora.

Desarrollo espiritual: cuando surge en nosotros muchas preguntas y dudas sobre nuestra existencia, la meditación es un puente de conexión entre nuestro cuerpo y nuestro espíritu. Nos ayuda a saber quiénes somos realmente y para qué estamos aquí.

– Salud: nuestro sistema inmunológico se ve muy beneficiado por la meditación, y la salud mejora de manera integral. La meditación también sirve como una herramienta de prevención de cualquier tipo de enfermedad.

Concentración: si meditamos diariamente, rápidamente alcanzaremos la capacidad de concentrarnos en cualquier cosa durante un largo periodo de tiempo.

– Claridad mental: la meditación permite que nuestras conexiones neuronales sean más eficientes, y logra que activemos más partes del cerebro. Mejora las capacidades cognitivas.

– Mejora la capacidad de relacionarse con las personas y con el mundo: al conocernos mejor a nosotros mismos, conoceremos mejor al prójimo. Las personas que meditan suelen tener mejores relaciones sociales con los seres de su entorno. La meditación te conecta con el corazón y desarrolla la empatía que permite comprender mejor el reino animal y vegetal, de los que habitualmente nos sentimos separados y desconectados.

– Sanar el cuerpo con más facilidad: si padecemos alguna enfermedad, la meditación ayudará a nuestra curación.

– Fortaleza interior: la meditación genera en nosotros una fuerza, una seguridad, ya que conectamos con emociones y fortalezas que pensábamos que no teníamos.

Calidad del sueño: al adquirir la capacidad de relajarse, nuestra calidad de sueño mejora de manera notable.

Mejora la forma de lidiar con situaciones complicadas: si meditas, tu manera de ver el mundo cambia, y con ello también la manera de afrontar las situaciones difíciles que se nos pueden presentar.

– Gestión de emociones: si nos conocemos, sabremos cómo cambiar nuestras emociones. Es muy recomendable saber qué tipo de emociones tenemos en cada momento y adquirir la habilidad de saber gestionarlas.

Estos son algunos de los beneficios más importantes que proporciona la meditación. Todos podemos alcanzar ese estado deecuanimidad que nos permite vivir la vida que queremos vivir, y de una manera feliz, pero para ello es necesario dedicar unos minutos al día a conocernos, a cuidarnos, a meditar.

 



     Compartir         Compartir