Abro los ojos, con trabajo pues están hinchados, y aún húmedos, seguro, seguí vaciando su agua salada mientras dormía, me levanto de la cama, adolorida de la espalda, no se cuanto tiempo lleve ahí o en la misma posición, perdí la noción del tiempo, no sé qué hora es, ni en que  día de la semana estamos, solo sé que fue un martes cuando nos despedimos.

Entro en la bañera, el agua está tibia, mi madre dice que un buen baño caliente lo cura todo, por primera vez está en un error, puedo pasar horas aquí dentro y aún siento como arde el alma, como quema tu ausencia.

water

Me pongo la primera ropa que encuentro, cepillo mi cabello, y al mirarme en el espejo, me encuentro con unos ojos vacios, quiero encontrar ahí a respuesta de lo que pasa dentro de mi cabeza, pero no hay nada, me esfuerzo, por ver si hay alguna sonrisa perdida, para poder usarla en algún momento y el terapeuta me diga que voy mejorando, pero nada. Solo veo mis ojos inundados de lágrimas.

Decido salir a caminar, con la esperanza de que este enorme peso que cargo sobre mis hombros desaparezca, o al menos se aligere un poco, no sé cómo puedo con tanto.

No llevo un rumbo establecido, solo un pie delante de otro, mis manos frías dentro de las bolsas de la chaqueta, y el mundo sobre mi espalda me impide levantar la cabeza. Me he puesto mis audífonos, esta vez  no seleccione la “play list” adecuada para el viaje, solo los puse en mis oídos, para que cumplieran con la función de alejarme de la gente, solo era tu recuerdo y yo.

Como cosa hecha adrede, mis pies me llevaron a recorrer el último sendero que caminamos de la mano, la última vez que…. La última vez que te vi con vida fue ahí, aún esta el cancel destrozado que arrancó la vida, aun esta la defensa del auto de ese borracho que te alejó de mi vida.

Para amenizar un poco el lugar…. La lluvia comienza a caer, delgadita y fría, siento como atraviesa mi chaqueta  y me va triturando la piel, creo así sentiste cuando los vidrios te cayeron encima, estar bajo la lluvia duele menos.

hurt

Sigo caminando, quiero alejarme de ahí, pero levanto la mirada y a lo lejos estás tú, mis ojos no pueden contener las lágrimas, en verdad te extraño…. El agua ya escurre por mu cuerpo, mi ropa es más pesada que yo, no dejo de pensar…. Porque tuvo que pasar así…

Prefiero seguir caminando, quiero regresar, pero no puedo, la gente me ve raro, porque estoy caminando sin rumbo a mitad de una tormenta helada, delgada, tupida, una tormenta que me hace pensar que….

Bajo la lluvia duele menos… bajo la lluvia, no dueles tanto…



     Compartir         Compartir