Porque lo hiciste a sabiendas que te había entregado todo de mí, mis mejores facetas, mis tristezas, mis alegrías, mis sueños, mis metas te confié mi corazón, te lo entregue con los ojos cerrados, pero que triste fue darme cuenta de que la expectativa que te tenia de un hombre diferente, algo inusual y hasta llegue a pensar que no te merecía.

Veo que no es así era algo que mi mente solo maquinaba para sentirse bien contigo…Dios mío pienso que todas aquellas palabras de amor y/o cariño, abrazos, tus besos, eran falsos llenos de maldad lo único que querías era sentirte amado, sentir que tenías a alguien a quien recurrir cuando estabas solo para que te confortara.

Recuerdo aquel día de la despedida, te dije con mi mirada apagada y mis lagrimales empapados no te vayas, no me dejes sola, te necesito en mi vida, ahora más que nunca te necesito cerca de mí, lo único que hiciste fue abrazarme con tal fuerza al punto de que mi cuerpo por poco colapsa, dijiste con tu voz quebrantada no llores, no merezco tus lagrimas eres una gran chica, espero que puedas encontrar a alguien mejor que yo y algún día puedas perdonar mi partida , una partida sin ningún sentido, recuerdo tanto ese abrazo lleno de melancolía y aquellas palabras que resuenan en mi cabeza cada día.

Duele pensar que todos aquellos sueños que construimos se hayan ido a la basura, que nuestro amor no haya sido lo suficientemente fuerte para seguir unidos, no me arrepiento de absolutamente nada al fin y acabo me hiciste feliz todo ese tiempo.

Aunque ya ha pasado mucho tiempo, aun te pienso, aún recuerdo todos aquellos momentos de risa, de abrazos, de juegos, de peleas tan absurdas pero la reconciliación era la mejor parte de todo esto, lo último que tengo por decir es que te sigo extrañando y aún tengo la certeza y/o esperanza de que regreses a cumplir todo aquello lo que soñábamos, todas aquellas metas que nos propusimos y que regreses a esta chica que lo único que hizo fue entregarte sus días, sus sonrisas, sus horas, sus sueños y los más importante su corazón!

“Si una pareja esta destinada a estar juntos, pase lo que pase, estén en donde estén o estén con quien estén, estarán unidos por un hilo rojo invisible, hasta que estén nuevamente juntos”.

Por: Carolina Diaz



     Compartir         Compartir