Deberíamos aceptar que incluso este dolor es un poco falso, porque en realidad no sentimos mucha pena, siempre han estado las cosas mal y no podemos fingir hoy que las cosas se nos están desmoronando que somos lo suficientemente maduros o fuertes como para enfrentar las consecuencias que nos aquejaran el resto de nuestros días porque las malas practicas no se quitan a la primera después de tanto tiempo de costumbre. Seguirán otras personas, conoceremos a alguien más quizás nos enamoraremos de nuevo pero el pasado siempre persigue a las personas, pues al final de todo somos quienes queremos ser y nos mantendremos atados a quienes elejimos ser cuando estábamos juntos.

El primer día que discutimos debimos dejarlo por la paz, las disculpas no tanto pues si estuvo bien que las hayamos hecho porque las disculpas nunca están de más, pero no debimos haber seguido, porque esa vez fue el inicio de esta larga carrera de reclamos y discusiones en las que nunca estabas satisfechos, siempre queriendo ganar, siempre buscando la razón y nunca tratando de hallar una excusa para dejar de hacerlo. Muchas veces me dijiste que si estábamos juntos era porque al fin el amor le ganaba a nuestros problemas pero ¿Qué opinas ahora que le amas a ella? La primera noche que nos decepcionamos de nosotros mismos debimos haber terminado porque ahí fue donde conocimos la desilusión y tampoco eso me gusto, fue algo tremendo pensar que me sentía enamorada y que por más que luchábamos no podíamos hacer que funcionara.  tumblr_m6js29xKwX1rnh7neo1_1280

Legamos a ese punto de ofendernos y nos importaba menos que nada, en ese momento que sentimos que la pasión y el cariño se iban por el caño debimos de dejar las cosas por la paz así por lo menos hubiéramos podido conservar los pocos buenos momentos que tuvimos, aquel amor que en algún punto supimos dar. Nos aferramos a lo que ideábamos y nos salió muy muy mal. Esto no es más que la prueba de nuestra terquedad, de la necedad de continuar con lo que ya no existía y nos costó muy caro pues hasta hoy aun no podemos cerrar las heridas que nos dejamos en el corazón. Usted



     Compartir         Compartir