No tienes idea de cómo me molesta que repitas en ocasiones tan seguidas que me he amargado, sabes muy bien que eso no es verdad, sabes que me comporto de maneras distintas dependiendo de la persona con quien estoy, como dice el dicho “depende del sapo es la pedrada”, y si tengo un comportamiento que consideras hostil hacia ti deberías saber perfectamente porque soy así contigo, dices que solo me percibes como una mujer amargada, entonces tu dime ¿Cuándo fue la última vez que fuiste dulce conmigo?

Durante un tiempo seguí los consejos que me daban y en general me decían “tu sigue siendo buena, dulce y cariñosa con él, pues al ver que tú eres así comenzará a tratarte de la misma manera”, quiero decir que de alguna forma me parecía lógico, que una persona reciba el mismo trato que le dan, y si no es lógico al menos es justo ¿no es así?, bueno pues quizás con algunas personas funcione, pero me consta que no es así contigo, de hecho pareciera que era todo lo contrario, porque mientras más amor y ternura te mostraba más fuerte era tu rechazo y tus maltratos.

Ya que no fuiste tú capaz de cambiar entonces me he sentido obligada a hacerlo yo, y al haber cambiado contigo no tienes idea de lo bien que se siente la distancia que has tomado, según tú lo haces como en forma de castigo “para que te extrañe”, ¿pero que se puede extrañar de aquel trato que tú me dabas?, ¿acaso crees que estoy loca o mal de la cabeza?, tu distancia es lo mejor que en mucho tiempo me ha pasado, y si no fuera por los hijos que compartimos créeme que esa distancia ya la hubiera agrandado aún mucho más.

 

Pero no estoy exenta de cierto grado de estupidez, porque de alguna manera también tengo que aceptar que una parte de mi quisiera quedarse a ver si ahora que las cosas han cambiado eres también tu capaz de cambiar, te ofrezco un nuevo trato, un trato en el que te devuelvo lo mismo que me des, si eres bueno conmigo yo lo seré de igual manera contigo, pero si sigues aferrado a querer tratarme como si no valiera nada, entonces quizás encuentre el valor que me falta para dejarte atrás.

Autor: Sunky

 



     Compartir         Compartir