Han pasado más de 10 años desde la última vez, pensé que ya te había borrado, pero al tenerte de nuevo frente a mí, entendí que nunca te olvide, que nunca logré sacarte de mi mente , ni de mi corazón, al verte de nuevo, me descubrí indefensa, enamorada.

Te vi, y pusiste mi mundo a temblar, no sabía si hablarte o darle la vuelta y huir. Pensé que era mejor seguir de largo, pero fuiste tú quien me sorprendió y con tanta fuerza me abrazo, al sentir tu cuerpo cálido junto al mío fue inevitable no recordar la intensidad con que nos amamos hace tanto, estábamos de nuevo juntos y yo solo quería nunca más soltarte…

otra vez

Creo que este reencuentro es obra del destino, porque al verte entendí que nunca te habías ido, que a pesar de los años, cada quien con su vida hecha, con pareja y un par de hijos, el amor entre los dos, había permanecido intacto.

Escucharte hablar, me hizo reconocer porque te ame tanto, y es que en eso no has cambiado, pues sigues siendo aquel hombre que sueña alto, ese hombre con ilusiones, con fuertes emociones, con grandes pasiones, recordé también aquella despedida, esa que cambio para siempre mi vida, me doliste tanto que pensé que nunca volvería a enamorarme, pero un día cualquiera conocí a alguien con quien me aferre a la idea del amor real, y sin embargo nada nunca me supo igual.

verte de nuevo

Y ahora estamos aquí, frente a frente después de 10 años, las mismas miradas, el mismo perfume que usabas entonces, y ese beso que me supo igual que el primer beso De nuevo tu presencia, vuelve a transformar mi realidad, mi rutina, mi forma de pensar, y avivaste las cenizas de un amor que fue inolvidable, un amor sincero, un amor impactante.

No `se si volveré a mirarte, dejaré que el destino haga lo suyo pero…

Sé que esperaría otros 10 años para volver a besarte

 



     Compartir         Compartir