El amor propio no se pide, ni se consigue en alguien más, el amor propio se produce desde el fondo y con los años. Se nos enseña a amarnos a nosotros desde pequeños pero nunca nadie nos dice como, nos bombardean con imágenes perfectas, con ideas de perfección y genialidad a la que todo el mundo estamos sujetos, se nos olvida que nuestra diferencia nos hace especiales.

Cómo es que una niña aprende a amarse cuando se le imponen ideas de comportamiento, cuando la sociedad castiga por no ser como se quiere, como se cree adecuado y luego se le dice que debe ser única y amar esa especialidad que la hace ella, es esa misma sociedad la que impulsa pero detiene.

No importa tu infancia, no importa el pasado de tu vida aprende que eres perfecta como eres y no  porque alguien más te lo dice, es porque tú debes creerlo, tú debes verlo por ti misma, si las cosas no te hacen feliz es porque no sirven, no expongas tu vida ala dolor, tu corazón al tormento y tu mente al flagelo sólo porque no te comprendes, date un tiempo aprende lo que sabes hacer y si necesitas un motor búscalo en el amor, enamórate de alguien que te aprecie para que puedas reconstruir tu propio amor.

maxresdefault

El amor propio nace en el fondo de tu corazón y se nota en el resto de tu cuerpo, sólo deja que salga no lo retengas, no seas verdugo de tu propio valor nada más porque un día no te sentiste igual que alguien más.

Cuesta más trabajo vivir dándoles gusto a los demás, que si aprendes de ti misma y buscas vivir dándole gusto a tu propio ser. Amate tú misma porque otra persona nunca podrá hacerte sentir lo bien que se siente la aceptación del amor propio.

Por: P.M.A.M



     Compartir         Compartir