Nueve alimentos que se han hecho buena fama, pero la verdad es otra

Muchas veces nos guiamos por lo que nos dicen, sin poner demasiada atención en confirmarlo. De esta manera es que nos convencemos de conocer los alimentos más saludables. Pero, ¿lo son de verdad? Bueno, eso es lo que hoy quiero comprobar. Te enseñaré algunos alimentos que se han hecho buena fama, pero la verdad es otra.

9. Cereales confitados

Incluso aunque en su empaque se mencionen vitaminas, minerales y demás factores de una alimentación saludable, debemos hilar fino para descubrir que estos cereales no son tan saludables como aparentan. Algunos contienen tanta azúcar como un caramelo masticable.

Produciendo este dulce (y delicioso) sabor, las compañías de cereal confitado destruyen muchísimos de los minerales y vitaminas originales. Para compensarlo, se suele añadir complementos sintéticos, pero claro, no son tan saludables como el producto original.

Para disfrutar cereales naturales, intenta consumirlos sin azúcar agregado y combinados con frutas. Es una alternativa sabrosa y saludable de verdad.


8. Leche descremada

La leche baja en grasa, no solo tiene muchas menos calorías (lo que, en general, es algo bueno) sino que también escasea de muchas vitaminas como A, D, E y K que sí se encuentran en la leche entera. Bajar de peso no está mal, pero la leche descremada no aportará a tu cuerpo lo que necesitas.

Lo que es incluso peor, en la producción de leche baja en grasa, se agregan componentes que influyen directamente a aumentar nuestro colesterol y daña nuestras arterias.

A estos datos se debe agregar una investigación realizada en 2012 en la que se descubrió que los niños que consumen leche baja en grasa muestran niveles de obesidad mayores aquellos que toman leche entera. Posiblemente porque intentan consumir las vitaminas y minerales que la leche descremada no contiene.

7. Barras energéticas

Prometen brindarnos más energía, adicionando proteína a nuestro cuerpo y vitaminas esenciales, pero no son más que caramelos disfrazados.

Estas barras energéticas están repletas de azúcar y jarabe de maíz de alta fructuosa, lo que se traduce como grasas trans y endulzantes artificiales. Aunque sí tienen proteína y azúcar que aumentará nuestra energía, lo demás no nos hará ningún bien.

6. Bebidas deportivas

Si hay algo que aportan estas bebidas, eso es azúcares concentrados y calorías. Que si bien son algo necesarias cuando realizamos deporte, las cantidades en estos productos no son las adecuadas para el promedio.

Para quitar la sed y estar saludables cuando hacemos deporte, no hay nada como el agua, créeme. Incluso mejor es el agua natural, pues no produce el impacto brusco que el agua fría tiene en nuestro cuerpo.

5. Pan integral

No te dejes engañar, incluso aquellos panes integrales multicereales utilizan parte de harina de trigo, la misma que el pan blanco. Incluso peor, muchos de estos panes tienen aceites hidrogenados, endulzantes artificiales, jarabe de maíz de alta fructuosa, conservantes e incluso colorantes.

No te confíes de las etiquetas, mira los datos de nutrición en la parte trasera y luego haz tu decisión. O, incluso mejor, haz tu propio pan integral con semillas.

4. Jugos de fruta

Estoy segura de que esto te impactará. Los jugos de fruta sí tienen algunas vitaminas; pero ¡las calorías y el azúcar que contienen es muy alto!

Por ejemplo 220 ml (un vaso) de jugo de uva contiene unas 170 calorías, 42 gramos de carbohidratos y 40 gramos de azúcar. Esto son más calorías y azúcares de los que tiene un vaso de soda.

Un vaso de vez en cuando está bien. Pero centra tus bebidas en agua, no encontrarás nunca algo mejor.

3. Productos light

Tras el mito de creer que consumir grasa almacenará grasa en nuestro cuerpo, miles de productos sin grasa han salido al mercado pero ¿son saludables?

Para comenzar, consumir grasas, no te hará aumentar de peso. Una alimentación mal balanceada y la falta de ejercicio son los responsables por esto.

Las grasas ayudan a nuestro metabolismo desde el cerebro hasta la pérdida de la misma grasa. Si las evitas lucharás por buscar la proporción adecuada de macronutrientes, esto arruina la proporción de carbohidratos y proteínas, produciendo que más grasa se acumule en nuestro cuerpo.

Y para completar esto, las compañías de alimentos tienden a agregar grasas trans y endulzantes artificiales a los productos bajos en grasa; lo que confluye en problemas de salud.

2. Yogur

Muchos yogures, en especial los que son bajos en grasa, contienen jarabe de maíz de alta fructuosa, azúcar y almidón. Incluso algunos contienen tanta azúcar como una barra de caramelo. Y el endulzante artificial en otros puede incrementar tu insulina.

Aquellos yogures con fruta agregada tienden a saturar la fruta con azúcares. Siempre es mejor, en todo caso, comprar un yogur natural y agregar la fruta tú misma.

1. Soda dietética

Sí, la soda dietética tiene muchas menos calorías que la regular, pero eso no la hace saludable.

Un estudio realizado en 2013 demostró que la soda dietética aumenta el riesgo de adquirir diabetes que puede llegar hasta un 22% con un vaso diario de soda (dietética o común). Los endulzantes artificiales de estas sodas juegan en contra a la pérdida de peso, además, está demostrado que aquellos que beben soda a diario, presentan una circunferencia de cadera mucho mayor a quienes no consumen estas bebidas (o las consumen esporádicamente).

Después de conocer estos alimentos que creías saludables, más que nunca debes saber que lo mejor siempre es consumir agua y alimentos hechos en casa.

Fuente: El gran chef



     Compartir         Compartir