Hace un tiempo cuando aún me encontraba sola por las noches extrañándote y sintiendo que mi vida ya no tenía sentido porque tú ya no estabas en ella quería que volverás, quería que te dieras cuenta que estabas mejor a mi lado y que yo podía entregarte la felicidad que tanto buscas. Hace un tiempo no hacía más que crear historias e ilusiones pensando y anhelando tenerte a mi lado de nuevo y comenzar de nuevo porque sentía que nadie más podía algún día tomar el lugar que tú habías dejado en mi corazón. Hace unos días no hacía más que pensar en ti por las noches tratando de traerte en mis sueños mientras yo dormía. Hace un par de días me di cuanta que todo se había terminado y que podía aún encontrar a esa persona que no solo ocuparía ese lugar que tú dejaste, sino que me mostraría que podía encontrar alguien mucho mejor que tú.

Todo paso sin darme cuanta porque cuando pude entenderlo él ya estaba en mi vida llenando el vacío que dejaste en ella. No puedo explicarte la sensación que siento cada vez que esta a mi lado y me demuestra que aún existe el amor y que aún existe la cura para el mal de amores. Ahora soy feliz y en lo único que pienso es en un futuro a su lado, en esa vida que un día imaginé a tu lado. Ahora no hago otra cosa más que pensar en él en mis tiempos de soledad porque es lo único que quiero en mi vida, porque él es la cura para mis males y mi alegría de cada día; él es mi inspiración y mi anhelo convirtiéndose poco a poco en mi todo.

Ahora ya no quiero que regreses, de hecho, me asusta el pensar que puedas regresar porque no quiero despertar de este sueño y mucho menos quiero lastimar a una persona que me ha enseñado la felicidad y el verdadero amor; que me ha enseñado la compasión, el olvido y el apoyo que tú nunca me diste. Tengo miedo de que regreses y que logres confundir a mi mente y mi corazón. No quiero que vuelvas porque me encuentro feliz ahora. Por favor no vuelvas para convencerme de nuevo arrepentido por tomar la “decisión equivocada”. No te confundas y no comiences a pelear algo que un día fue tuyo pero que ya no lo es más. Le pertenezco a él y me gusta hacerlo porque él es el que llena mi mundo ahora y así quiero permanecer. Por favor no vuelvas a intentar estar a mi lado porque yo ya no quiero estarlo, porque todo para mí ya esta muerto; todo lo que vivi a tu lado se convirtieron en recuerdos rotos que ya no me hacen sentir nada, que ya no me llenan de dolor y con los cuales he aprendido a seguir adelante. Nuestra historia se termino y he comenzado a escribir una nueva a lado de un buen hombre que me respeta y que me demuestra cada día el amor que hay dentro de él para mí. No vuelvas por favor.



     Compartir         Compartir