Hasta que me miraste por primera vez y me perdí, hasta que te devolví la mirada, hasta que me hablaste y me quede sin saber qué decirte, hasta que te hice reír y tu sonrisa me desplomo, hasta que comenzamos a buscarnos, hasta que nos dimos el primer beso, hasta que empezamos a necesitarnos, hasta que me hiciste el amor por primera vez.
Y mientras vivía todo eso junto a vos, estaba negada, había tomado un tiempo para el amor, no quería saber nada que tuviera que ver con compartir más que solo unos besos. Mi corazón apenas estaba sanando y entendiendo lo que todos buscan hoy en día, así que aprendí a esperar lo mismo, me estaba adaptando a pasar solo unos ratos para divertirme, no buscaba nada mas.
Pero con vos era distinto, lo supe desde que te vi por primera vez, aunque intente negarlo en mi interior. Esa forma de mirarnos (no era para besos de un rato), la manera en que nuestras charlas se hacían eternas y nos comprendíamos sin miedos, sin interrupciones, esos silencios que decían todo… Para no enamorarse.
Fue como pasaron los meses y poco a poco me fuiste tentando, sabía que ibas a empezar a doler algún día, y así fue… Empece a creer otra vez en el amor, por cómo eras conmigo, tu forma de cuidar día a día eso que teníamos, las ganas que teníamos de vernos y todo me fue gustando cada día más.
Pero sin esperarlo de un día para el otro, me empezaste a doler, cuando te alejabas sin demostrar interés y yo intentaba un poco más… Mi instinto me decía que me aleje, pero ya no podía, ya me dolías y ya te quería.
68f6f3e24fdc9d5a71b2654713efd383
No sé qué va a pasar con vos y yo, si nos volveremos a ver o si cuando mire para atrás algún día vuelvas a estar, yo que me sentía tan vacía y no esperaba nada, fuiste el único que pudo volverme hacer sentir algo. ¿Cómo no voy a esperar que vuelvas a algún día? si a pesar que duelas tanto, volví a encontrar eso que ya creía perdido en ti.
Hay miradas que hablan, que sienten, que dicen, la mía se estremece cuando te veo, porque no puedo negar que sin dejarte tocaste mi corazón, pero no soy tonta y no voy a dejar que me vuelvas a lastimar. Hoy te quiero, mañana tal vez ya no, será cuestión de tiempo olvidarte. Yo también voy a alejarme y buscar mi mejor destino, pero guardo en mi corazón eso que sentimos y me dejaste llevar… Será entonces hasta volver a coincidir y nuestras miradas se encuentren, amor.
Por: Maria Victoria Monroy


     Compartir         Compartir