Muchos los sueñan y lo esperan, pocos tenemos el valor de esperarlo con paciencia.

Así le digo a mi papá, el hombre quien me ha enseñado amar y al que amo con toda mi existencia. Ahora pienso que lo haré contigo, así lo quiero, así lo espero. Dios es mi luz y guía, espero que sea el tuyo, el único requisito indispensable es que le creas, que estés dispuesto a amarlo cada día de tu vida, cuando salga el sol, cuando oscuro el cielo esté, cuando el árbol de su fruto, cuando la tierra solo ofrezca abrojos, esa será toda mi garantía.

 

Confieso, que llevo mucho tiempo esperándote, una que otra vez creí haberte encontrado, pero no, sigues por llegar, sigo esperando encontrarte, y eso me alegra, porque todo éste tiempo ha sido de preparación, de saber exactamente cómo está mi vida, de aceptar lo que Dios tenga preparado para nuestra existencia.

Aún no te reconozco y no sé si quizá ya te conozco, pero quiero pedirte que me tengas paciencia, no espero que seas perfecto, nadie lo es, sí que reconozcas tus errores, tus yerros, que estés dispuesto a permitir que Dios trabaje tu vida, y que podamos construir un camino juntos. A veces soy intensa, hay días que me gusta hablar poco, hay momentos que la vida me confronta y me gusta estar pensativa para asumir lo que se debe hacer. Me encanta la luna, las estrellas, las flores, así que querré tomar fotos y verlas, una y otra vez, sueño con todos los lugares a los que puedo ir a caminar, conocer (es una lista larga), espero que te guste alentar mis pasos, así sea a los alrededores de ésta ciudad o de casa.

Amo mis amigas, las que están lejos y cerca, es muy probable que te hable​ ​mucho​​ ​de todas ellas, que realmente, son pocas, estarán felices de conocerte, así que tenles paciencia, porque querrán saberlo todo de ti, y te apreciarán, tenlo por seguro.

tumblr_m4nzciMMjM1rwvsjgo1_500

Te tendré paciencia, oraré cada noche por ti (desde ya lo hago), animaré tus sueños, cada mañana te regalaré mi primer sonrisa, abrazaré contigo tus metas, ​​​sostendré tu mano fuerte en el buen camino y​ ​cuando el camino sea pedregoso no te soltaré, aunque me lo pidas.

Quizá no he amado como tú esperas ni como yo imagino, pero estoy dispuesta hacerlo​ ​a nuestra manera​, aprender a tu lado, a conocerte cada momento, a seguir intentándolo una y otra vez, seguir apostando cada mañana por éste proyecto de vida. Me gustaría que mis amigos-as y familia, nos digan que se alegran de vernos juntos y que el tiempo nos haya reunido y se encargue de confirmarlo.​

Por: Diana Lorena



     Compartir         Compartir