Que si el novio, que si cuando sentarás cabeza, que se te va a pasar el tren, que te quedarás a vestir santos, que si no piensas casarte, que los hijos son mejor de jóvenes que de grandes, que si esto que si el otro y que fastidio escuchar siempre lo mismo mientras yo río y disfruto con plenitud la felicidad que me proporciono yo misma.

Es triste que una persona continúe pensando que la felicidad está al lado de alguien más. La felicidad comienza en uno mismo y si en algún momento la deseas compartir, que dicha la de encontrar a ese ser a quien le obsequiarás algo tan valioso de ti.

¿Por qué hacer lo que los demás esperan que hagas? ¿Por qué simplemente no complacerte tú misma y aventurarte a todo lo maravilloso que ofrece esta vida?

nope

Soltera no es sinónimo de amargada, de frustrada ni de quedada. Soltera es sinónimo de inteligencia, porque aquellas que tenemos buen tiempo establecidas en este hermoso estado civil, nos damos la oportunidad de reinventarnos, de conocernos a nosotras mismas, de saber lo que queremos en la vida, de amarnos y de valorarnos y hemos llegado a comprender que no cualquiera nos ha de merecer.

Inteligentes porque no escogemos a alguien sólo por miedo a la soledad, al contrario, a esta la hemos vuelto nuestra mejor amiga y consejera. Tampoco nos interesa ¨el qué dirán¨, porque hemos comprendido que hagamos lo que hagamos siempre hablarán y el punto está en hacer lo que uno desea y lo que a uno lo hace feliz, lo demás, no importa.

No se viene al mundo a estar solos, pero tampoco con cualquiera.

largo-tiempo

De nada vale precipitarse y aceptar una relación en la que en el fondo sabemos que no deseamos, es como querer vivir mientras uno mismo se está ahorcando. Es absurdo que continuemos con el pensamiento de que el rol de la mujer es casarse, reproducirse y ser ama de casa. ¡Ya basta de absurdos pensamientos machistas! La mujer es tan capaz como el hombre. La mujer tiene los mismos derechos. La mujer es un ser maravilloso y excepcional capaz de decidir qué es lo que quiere y que es lo que más le conviene. No somos ¨muñecas¨, tenemos corazón y cerebro, así que no permitas que nadie elija o decida por ti, lo que solamente a ti te corresponde.

Debemos grabarnos muy bien una cosa; nada de malo hay en nosotras, que nadie intente vendernos otra idea. Somos únicas y maravillosas y si hemos decidido ser feliz con nuestra soltería no estamos demostrando más que madurez. No, no se confundan, no quiero decir que las que están en una relación sean unas inmaduras, de verdad que felicidad encontrar a alguien para amar y que esa persona también te ame. Lo que quiero decir es que los tiempos perfectos existen, nosotras creemos en el amor pero también creemos que estar solas por un tiempo indefinido está bien, uno explora, conoce, experimenta, falla, se cae, pero también crece y precisamente de eso se trata la vida.

He comprado un boleto en el tren llamado soltería, me he ido de vacaciones lejos de los amores, ¡no me busquen! Algún día habré de volver, mientras tanto me dedicaré a ser feliz.

1

Me he convencido que no necesito encontrar a mi otra mitad, ¡yo soy una mujer completa! El asociar la soltería con un alto grado de soledad o con vivir la vida loca, sólo depende de uno mismo. Si algo tengo en mente es que el lugar en el que te posiciones hoy, será el que te acercará al que deseas estar el día de mañana.

Yo he decidido vivir primero conmigo misma, enamorarme de mi cada día, sanar mis viejas heridas, hacer mis sueños realidad, vencer mis miedos y disfrutar cada soplo de fresco aire que me regala la vida. ¡No tengo prisas! Quien tenga que llegar, llegará. No saldré a buscarlo porque sólo estaría forzando a que suceda lo que posiblemente aun no me toca. No me sentaré a esperarlo porque la vida no se detiene y yo quiero avanzar todo lo posible pero disfrutando el paso a paso.

Ser soltera no es malo, lo malo es estar con alguien sólo por miedo a la soledad. Haz lo que quieras pero hazlo por ti y no por complacer a los demás. Amo mi libertad, la aventura que emprendo cada día pero también tengo un corazón que algún día se habrá de enamorar, pero por el momento, ¡ahorita no joven, gracias, yo amo mi soltería!

Autor: Stepha Salcas

Derechos de Autor.

 



     Compartir         Compartir