He cometido muchos errores en estos días, demasiados para mi gusto. No sé por donde empezar, para lograr comprender el porqué y hacértelo saber.

A veces soy indescifrable y no debo culparte por eso, si aun yo misma estoy en ese camino. Quiero descubrirme y conocerme. Para compartirte esa parte de mí que aún no conoces.

Te he roto en mil pedazos y he sido tu peor demonio. Pero hasta los demonios se aferran a lo que más desean y anhelan. Y yo, te deseo, te encuentro irresistible, encantador, excitante. Así que no me culpes por no querer alejarme de ti.

Pero si te hablo de cosas más angelicales, despiertas en mí ese amor, cariño, ternura, romance. Mírame bien soy un desastre. Pero por más tormentas que te he dejado ver, te abrí mi corazón y ahora estas en él.

Lamento mis acciones, palabras, arranques. Soy consciente que están ahí escritas en nuestra historia, con letras ilegibles, poco entendibles.

Bajo tantos errores, sentimientos encontrados y una lista que tú ya has visto en mí.

Deseo con toda mi alma estar a tu lado, ser tu amiga, conocerte día a día un poco mas. Cuidarnos mutuamente, crecer juntos, y si el tiempo nos lo permite formar algo más que una pareja.

Quiero que lo sepas, porque en este momento eres parte de lo mas lindo que tengo en mi vida. No soy la mejor de todas, pero soy como ninguna.

Todos elegimos día a día. Y yo te he elegido sólo a ti, en este cielo e infierno que te he mostrado en más de un año juntos. Me duele la lejanía que podríamos crear entre los dos.

No quiero más de eso, quiero estar y quiero que estés. Sé que no sólo requiere de ganas, sino acciones. Lo comprendo bien, detrás de mi poesía también hay cordura y lógica.

18

 

Y aunque mi orgullo y tontería ha ganado en muchas ocasiones. No quiero dejar de lado lo mucho que te quiero, por que prefiero olvidarlo todo y crear nuevos cielos y tierra junto a ti.

Ese mundo que podemos crear juntos, infinitos, dejando un poco de los dos aquí.

Podemos ser ciegos, tontos, estúpidos y arruinar las cosas que tenemos.

Si es muy tarde, lo sabré comprender. A nadie se le puede obligar a estar. Si hoy ya no quieres ser parte de mí, de esta historia. Sabes y sé que lo tienes muy claro, podemos terminarlo. Sólo pido que me muestres lo que deseas y quieres hoy.

Aun siendo una persona complicada, valoro la verdad, y prefiero escucharla. ¡Conocerla! Las mentiras es engañarse a sí mismo, y auto infligirse dolor, pero también lastima a quien las cree, nadie merece eso.

Por eso, te diré la verdad:

Cuando no estás, sólo pienso en ti.
Cuando sé que te veré, me emociona pensarlo.
Cuando me dices que me quieres, olvido todo lo feo que hay alrededor.
Cuando me besas, mis labios reconocen los tuyos.
Cuando me abrazas, siento como me armas de nuevo.
Cuando recibo un mensaje tuyo, sonrío como tonta al leerlo.

Me haces volar al punto más alto, pero eso tu ya lo has visto.

Ahora, por favor, dime: ¿Qué sientes tú?

 

por 



     Compartir         Compartir