Ya me cansé de escuchar eso de que ya es tiempo de madurar, sé que ya no soy una niña, pero deben entender que no tengo prisa en enamorarme, ni me conformaré con el primer hombre que me hable bonito, por complacer los deseos de los demás.

Deben dejar de insistir en eso de que debo sentar cabeza, buscar un novio con el cual pueda casarme, tener un par de bellos hijos y una casa para sentirme realizada…

sin imposicion

Sé que piensan que sus consejos son sensatos, pero que de sensato puede tener eso de conformarse con querer solo por cumplir las imposiciones de una sociedad que se niega a aceptar que no hay nada de malo en la soledad.

Muchas veces he pensado que no estoy hecha para el amor, tal vez se trate solo de un poco de confusión al descubrir que las relaciones no son sencillas, ni mucho menos el matrimonio; tantas veces  he escuchado a mujeres quejarse por no tener maridos amorosos, mujeres frustradas que se estancan en relaciones que las dañan; por supuesto sé que no puedo generalizar, que hay personas que se entregan de verdad, que hay matrimonios felices,  hombres que realmente saben valorar.

Lo cierto es que no es nada fácil encontrar amores así,  pues tal parece que los valores se han olvidado, que el amor ha dejado de ser  lo más importante, que ahora basta con cumplir con las normas sociales, con los estereotipos que nos venden de felicidad.

La verdad es que no estoy dispuesta a escucharlos más, no tengo deseo alguno de equivocarme una vez más,  de pretender que puedo enamorarme así nada más.

sin importar

Te sugiero hacer lo mismo, deja de preocuparte por complacer los deseos  de otros, que no te importe el que dirán. Puedes estar seguro que ellos no sufrirán las consecuencias de tus malas decisiones, esas que suelen ser precipitadas, esas que se hacen sin tomar en cuenta lo que se siente en realidad

No le tengas miedo a la soledad, enamórate cuando realmente te sientas listo, cuando aparezca alguien que te haga olvidar el tiempo, enamórate de  aquel que rompa las barreras que impone la sociedad.

 

 



     Compartir         Compartir