Me duele tu ausencia

No sentirte aquí  a mi lado

Me duele quererte

Saber que me has olvidado.

Me quedo con todos los momentos que vivimos

Con las sonrisas, con los cariños,

Sé que el tiempo sanará las heridas

Sé que algún día caminare sin la sombra de aquellos días

 

Sé que es inevitable el llanto cuando experimentamos una perdida, que es muy complicado dejar ir los recuerdos y las ilusiones destruidas, sé que es inevitable llorar, cuando el rastro de un amor solo queda en las fotografías.

Muchas veces nos aferramos a lo que no da para más, nos desgastamos esperando algo que no pasará. Nos cuestionamos, nos preguntamos, ¿por qué pasó?, ¿qué hicimos mal?,¿ por qué se rindió?.

Nos negamos a entender que a veces las historias no tienen los finales esperados, que a veces las angustias son inevitables, que a veces es necesario el llanto.

Debemos comprender que todo pasa por algo, que aunque en el momento no entendamos, todo tiene una explicación, debemos entender que hay finales que requieren quemar las naves, romper los lazos…

estas aqui

¿Por qué se fue?

Es verdad que no es fácil aceptar cuando a quien amas, decide no quedarse más, pero debemos agradecer ante todo su valentía, su sinceridad, que haya tenido el valor de hablar claro, entender que sus motivos tendrá.

No puedes jamás, atar tus días al recuerdo  de alguien que se ha negado a formar parte de tus días, no puedes vivir abrazado al recuerdo, debes atreverte a soltar.

Recuerda que algunas puertas se cierran, porque muchas más se abrirán.

La Despedida

”Te digo adiós, y acaso te quiero todavía. Quizá no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste… No sé si te quería… O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco, me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho… no sé si te amé poco; pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo, y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero al quedarme solo, sabiendo que te pierdo… tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso con esta despedida, mi más hermoso sueño muere dentro de mí…
Pero te digo adiós, para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti”.

 



     Compartir         Compartir