A veces cierro los ojos y vuelo, me escapo de la tortura de la rutina obligada, rutina del mundo a la que nos hemos atado y nos pesa en los hombros, en las orejas de desvelo en la plantas de los pies… Cierro los ojos y sólo vuelo. Pero acepto que temo, porque en determinado momento mirare que nada es cierto… Ya no estás.

Ese impulso de vida que inyectabas con tu presencia se ha desvanecido, eras tú quien me ayudaba a soportar la carga de un mundo real y moderno, lo hacías sin hacerme cerrar los ojos. Al parecer te diste cuenta que podrías hacer más estando solo que con la carga de una amor bien cimentado, por supuesto que reprocharé eso porque yo tengo el talento de hacer lo contrario.

Que difícil es la vida, ¿Porque se complica todo? Porque la vida nos engaña con espejismos de dulzura y esperanza. Que cruel es el destino, pero aún más lo eres tú, decidiste que eras feliz estado solo, viviendo sin responsabilidades aparentes y te diste el lujo de darte cuenta ya muy tarde, por lo menos tarde para mí.

No importa que me des las gracias por ayudarte en el proceso. Prefiero esconderme y retorcerme entre mi propia amargura, entre mis reproches y mis berrinches. Encontrar la respuesta a este silencio, quedarme tras puertas y separarme de la gente. Yo no busco sentir lo que siento. Lo pienso y lo pienso, sólo encuentro que la vida en muy difícil, pero así es, no hay más que hacer.

tumblr_ldopwuH3K51qest7jo1_500_large

No me sirve lamentarme, para mí ya era complicado todo este asusto de adaptarse y revolverse entre las personas, no importa, en algún momento he de aprenderlo, nace la luz en mi interior cada vez que acepto dar un paso sin la necesidad e mirar alrededor, crezco más cuando lo hago sin ayuda, me parezco a ti en eso, después de todo me doy cuenta que para mí también es sencillo andar sin ataduras formales y buscar el camino improvisado entre los restos de pasados y futuros.



     Compartir         Compartir