Siempre creí que la comunicación es la base para que cualquier tipo de relación prospere, siempre me ha gustado hablar y expresar lo que siento, sé que a veces soy un poco irresponsable en este ámbito porque muchas veces digo lo que siento sin pensarlo, pero tú no eres diferente a mí, muchas veces explotas en la rabia del momento y comienzas a decir palabras hirientes, o simplemente te pones a la defensiva repitiendo frases estúpidas que impiden el poder llegar a razonar contigo.

Nunca imagine que un adulto sería capaz actitudes tan inmaduras como las tuyas, y es que de que te amo eso no hay duda, pero hay momentos en los que también me caes super mal, esos momentos en los que te bloqueas porque te quedas sin argumentos y comienzas a actuar como tonto, ojalá pudieras verte a ti mismo, creo que te morirías de la vergüenza si fueras capaz de entender lo idiota que te ves cuando actúas así.

Cuando te pones en ese plan no es que me desarmes ni nada por el estilo, es que me da tanta pena verte en ese estado tan lamentable que prefiero mejor dejarlo ahí, últimamente recurres más a esa actitud tan estúpida, porque crees que te da resultados, y quizás es así, pero al mismo tiempo degrada la imagen que tengo de ti de tal manera que puede llegar un momento en el que ya no sea capaz de seguirte respetando, y sin respeto obviamente no existe el amor.

No tengo nada en contra de discutir, discutir es bueno hasta cierto punto, cuando se intercambian ideas, cuando se habla con lógica, con razones, cuando se usan argumentos interesante y válidos para tratar de convencer a la otra persona de que se tiene razón, de hecho me gustaría mucho poder intercambiar ideas de esa manera contigo, de forma inteligente, de esas platicas en las que al final a pesar de haber perdido contra los argumentos del otro te sientes contento porque te hizo esforzarte en expresar tus ideas de la mejor manera, en encontrar las debilidades en la postura del otro, todo acto intelectual me agrada y me interesa, no obstante aquello que tu haces es todo lo opuesto a una discusión intelectual.

Cuando te pones en ese plan lo mejor es simplemente respirar lo más hondo posible y guardar silencio, porque se convierte en algo tan estúpido como podría ser hablar con la pared.

Autor: Sunky

 



     Compartir         Compartir