Ayer volvimos a discutir, y de nuevo fue por algo completamente absurdo, tan tonto que me da vergüenza admitir lo lejos que hemos llegado con este enojo, me puse tan triste que comencé a imaginar que por esta discusión terminábamos, me puse a pensar como sería si el día de mañana despertara y ya no te tuviera a mi lado, todo por una cuestión tan carente de importancia, y que por eso se fuera todo al carajo.

Sería tan tonto como comprar mierda con oro, sería tan trágico que nuestra historia terminara así, y lo peor de todo es que me doy cuenta de que si seguimos como vamos algún día podríamos terminar por alguna cuestión similar, creo que las discusiones se nos están yendo de las manos, creo que hemos llegado a tal punto en el que no buscamos coincidir o llegar a un acuerdo, sino que nos aferramos a tener la razón, independientemente del precio que pueda llegar a tener una simple y absurda discusión.

Es claro que tenemos más diferencias de las que creíamos, también es cierto que hay discrepancias importantes con respecto a la vida que soñábamos tener con la aquella persona que fuera para nosotros “el amor de nuestra vida”, sin embargo, no puedes negar que, a pesar de todas esas carencias, que a pesar de todo aquello “que nos hace falta” funcionamos de maravilla juntos, porque aunque es muy cierto que no dejo de sentir que hay cosas en ti que “me faltan”, en realidad no eran tan importantes.

No eran tan importantes a final de cuentas, porque estoy dispuesta a seguir viviendo a tu lado aun aceptando aquellas “carencias”, que siendo completamente sincera no me hacen falta para ser feliz a tu lado, quizás es que aún tenemos tan idealizado aquel futuro que imaginábamos, que nos cuesta aceptar que podemos ser plenamente felices de la manera en la que vivimos actualmente, creo que lo primero que debemos hacer es resignarnos a que las cosas no serán como las imaginamos alguna vez.

Solo haciendo eso podremos aceptarnos por completo, solo así podremos ser conscientes de todo lo que tenemos, de todas aquellas cosas que nunca imaginamos que tendría nuestra pareja, y que ahora mismo son tan importantes que me cuesta mucho imaginar mi vida sin esas partes de ti, toca darnos cuenta que incluso podríamos habernos equivocado al pensar que necesitábamos aquello que idealizamos alguna vez, y es que en realidad aunque llegara alguien con la descripción exacta de lo que alguna vez quise, no te dejaría por él.

Hagamos un pacto de no volver a pelearnos por aquellas cosas que ya sabemos que no tiene el otro, tengo miedo de perderte, y es que, aunque sean pequeñas peleas, siempre he sabido que “la unión de muchas cosas chicas, hacen que las grandes sucedan”, y es que a veces debemos abandonar la vida que teníamos planeada, para vivir la vida que teníamos destinada, y no veo ahora mi destino con alguien que no seas tú.

Autor: Sunky

 



     Compartir         Compartir