Nunca pensé que encontraría a esa persona que me haría sentirme tan completa, tan entera. No pensé que de verdad existiera la media naranja, el alma gemela.

Contigo descubrí que existe el amor verdadero. Contigo aprendí que yo no conocía lo que realmente era el amor y lo que significaba entregar todo por alguna persona, lo que significaba suspirar porque dentro de ti, dentro de tu mente se encuentra esa persona a la que extrañas cada vez que pasas mucho tiempo lejos de ella, a la persona que cada vez que extiende sus brazos hacía ti te hace sentir una de las personas más afortunadas de la tierra por tenerla a tu lado. Contigo conocí la definición de confianza, de esperanza, de ayuda, de verdad, de fidelidad.

No puedo asegurar nada, no puedo aún dar nada por hecho porque las personas somos cambiantes, porque las personas no somos perfecta, fallamos y solemos fallarle a las personas que amamos. No quiero asegurar que pasaré una eternidad a tu lado pero si quiero disfrutarte cada minuto, quiero guardar en mi mente y en mi corazón cada canción, cada lugar que visitamos juntos, cada momento que paso a tu lado lo quiero atesorar dentro de mí. No quiero sentirte tan mío sino que quiero esperar a que el destino nos diga si podemos compartir un vida entera juntos, quiero que el destino me muestre que eres tú quien permanecerá en mí y yo en ti. Lo anhelo, anhelo que un día llegue a decir que eres mío y que nadie ni nada podrá arrebatarte. Con nadie había sentido todo lo que hoy siento a tu lado. Siento que tengo una esperanza, siento que a pesar de que el futuro aún esta lejos de nosotros, que aunque el futuro aún esta en tinieblas frente a nosotros tal vez seas tú quien este escrito en mi destino.

Pretendo y quiero enamorarte cada día más. Que cada día puedas mirarme y jamás arrepentirte de compartir el tiempo conmigo, compartir todas esas charlas, compartir todas esas risas, todas esas lágrimas, todo ese amor que puedo ver en tus ojos que hay dentro de ti. Quiero que exista entre nosotros esa confianza de que no nos fallaremos pero que a la misma vez dentro de nosotros exista la tolerancia sabiendo que podemos fallarnos y que si sucede será por alguna razón más fuerte que este amor que lo es todo entre nosotros dos. Que si llegamos a fallarnos el uno al otro sea porque no pudimos evitarlo, sea porque sería lo mejor para nosotros.

Por el momento, por este instante a tu lado no quiero a nadie más en mi vida. No quiero con nadie más compartir mis momentos tristes y mis mejores momentos. Solo quiero que tú estés a mi lado acompañándome en mi camino y que estés allí para ayudarme, para levantarme cada vez que caiga y cada vez que lo necesite como lo has hecho hasta el momento. Sé que tu sientes y piensas lo mismo que yo. Sé que estas ahí y siempre lo estarás a pesar de que el destino nos separa.



     Compartir         Compartir