Cuando sabes escuchar las palabras de corazón puedes saber realmente que es lo que trata de decirte. Cuando te conocí supe que mi corazón sabia que tú eras la persona indicada para estar a su lado. Sabia que mi corazón te amo desde la primera vez que te vi. Él sabia que tú eras la persona indicada para complementar me. Es por eso que es importante saber escuchar al corazón, saber ponerle atención y tomar enserio cada una de sus palabras.

El amor no es fácil de sobrellevar y mucho menos de entender, pero cuando se ama de verdad se puede sentir en lo más profundo de tu ser, sabes distinguir cuando te has enamorado y cuando solo es una atracción pasajera. El amor llega a ser peligroso porque puede lastimarte más profundo que una espada, pero sabemos que todos estamos expuestos ante él, sabemos que en algún lugar esta esa persona que nos pertenece, esa persona que fue hecha a la medida de cada uno de nosotros. No es fácil reconocer a la persona que es para ti, no es fácil identificar cuando has encontrado por fin a esa persona que será quién llenará tu mundo.

Ese amor que tanto espere sentir lo encontré a tu lado. A tu lado me siento plena, me siento feliz y me siento amada. He aprendido de ti, te voy conociendo poco a poco y cada vez que lo hago puedo confirmar que tú eres esa persona que me pertenece, esa persona que fue hecha pensada en mí, esa persona que espere por mucho tiempo y ahora esta aquí, a mi lado. Tú eres capaz de destruirme y lastimarme con un simple movimiento. Yo a tu lado he conocido el verdadero amor porque ahora sé lo que el amor puede llegar a entregar. Con amor eres capaz de entregar la vida por esa persona que tienes a tu lado, eres capaz de perdonar cualquier ofensa, sufres cuando ella sufre y compartes su felicidad. El amor es capaz de transformarte cuando menos te das cuenta, dejas de ser tú mismo y comienzas a ser esa persona que apostaría todo por otra persona. Soy feliz a tu lado porque jamás imaginé encontrar a una persona que pudiera compartir lo que soy y aceptarme tal cual soy. Jamás pensé encontrar a esa persona con la que querría compartir mi mundo, mi tiempo, mis emociones y sentimientos, mi corazón y todo lo que soy. No imaginé encontrar a una persona que pudiera sentir el mismo sentimiento por mí, una persona que me amará tal cual soy sin esperar nada a cambio. Una persona que a pesar de mis defectos sea capaz de ignorarlos y siempre tomar lo bueno de mí y hacerme ver mis errores de la manera más sutil posible.

He tomado la decisión de compartir mis mejores y peores momentos contigo porque sé que no hay otra persona que sea igual que tú, una persona que pueda llenar tu papel y entregarme todo lo que entregas cada día por mí.



     Compartir         Compartir