A veces nos cuesta aceptar que no toda la gente que entra a nuestra vida es sincera y tiene buenas intenciones, lamentablemente queremos creer que basta con que nosotros seamos buenos para que el resto también lo sea, y cuando damos parte de nuestro corazón nos aferramos y tratamos de justificarlo todo hasta que llega ese punto en que la decepción es tan profunda que ya no crees en nada, y te sientes engañada y tonta por creer tan a ciegas, por querer seguir creyendo que existe algo de bondad en ellos, y tal vez eso es lo que buscamos finalmente al dar segundas y terceras oportunidades creer que no podíamos estar tan equivocados.

O simplemente buscamos  que nos rompan por completo el corazón para al fin desengañarnos y sacarlos de nuestra vida para siempre, es una lástima encontrarnos con este tipo de personas, que no saben de lealtad, de amistad ni de de amor, a veces me pregunto qué habrá pasado en sus vidas para que se vuelvan personas tan miserables, frías y egoístas, como pueden engañar tan bien y utilizar al resto sin importar el daño que puedan causar, me imagino que personas como ellos les enseñaron a ser así, que haciendo lo que un día les hicieron a ellos hacen justicia divina, yo por mi parte espero que eso nunca me suceda, que a pesar de tanta gente falsa que ha entrado a mi vida no volverme como ellos.

tumblr_npa415QRcW1spnyg9o1_500

Y aunque duela creo que es bueno decepcionarse y sacar de nuestras vidas lo que no nos hace bien, siento que hay tan poca gente en quien confiar que cuesta entregar el corazón sin sentir miedo a que te vuelvan a engañar, finalmente a todas esas personas que entraron a mi vida con propósitos egoístas y llegaron a ese punto de la decepción más profunda, les digo adiós! No guardare rencor, porque eso sería seguir reteniéndolos en mi corazón y no vale la pena, a esas personas no le deseo ni bien ni mal, solo les deseo que les vaya como se lo merecen…

Damaris Abasto

 



     Compartir         Compartir