Tu mirada me advirtió todo,  me anuncio el olvido, fue todo tan de repente que no prepare a mi mente, ni a mi corazón para vivir sin ti.

Nunca imagine que un día te marcharías, y es que yo penaba que todo iba muy bien, me sentía segura de nuestro amor, de que mi felicidad estaba a salvo junto a ti, no tomé precauciones y terminaste rompiendo mi corazón sin piedad, sin explicación.

heart

Pero que equivocada estaba, que caro me salió confiar perdidamente en ti, caí en un dolor profundo que me obliga a permanecer esperando por ti, por tu regreso, con la fe intacta en que recapacitaras y volviera junto a mí.

Todavía guardo los recuerdo, me cuesta tanto olvidar nuestros momentos, y así sin proponérmelo invades mi mente, vuelven a mí los recuerdos que me obligan a extrañarte, que me hunden en este círculo vicioso de seguir anclada a ti.

Te juro que no te comprendo, no entiendo porque te rendiste así; al menos dime en que falle, en que me equivoque, porque para ser franca, di lo mejor de mí, para ser franca no encuentro una razón lógica  para que me dejaras así.

 

Sé que en realidad no es mi culpa, tengo la conciencia tranquila por haberte amado sin reservas, sin cuidado, y sin embargo nunca valoraste el amor que te ofrecí, sé que debo dejar de pensarte, de aferrarme, y sin embargo, sigo siendo esa estúpida que sigue enamorada de ti.

Sé que debo seguir adelante, liberarme de ti, de todo el dolor que me provocaste, sé que tengo la fortaleza para volver a levantarme, que en realidad fue mejor así.

 

Prefiero mil veces, llorar algunas noches, a pasar una vida entera recibiendo un amor mediocre que se niega a sentir. Te agradezco por tu engaño, pues gracias a eso comprendí, que es mejor un desengaño a tiempo, a pasar la vida sufriendo  por ti.

you

Deseo que nunca llores como he llorado yo, que el karma sea benévolo, que nadie te haga pasar, lo que he pasado yo.

 

 



     Compartir         Compartir