El tiempo pasa pero no es capaz de sanar todas las heridas que has dejado en mí. Todas las noches sigo recordándote. A dónde quiera que vaya hay algún recuerdo de nosotros dos esperándome para torturándome mientras pinta imágenes de nosotros dos dentro de mi mente, esas imágenes son capaces de hacerme viajar a través del tiempo y sentirte cerca provocando que comience a extrañarte y desear con toda mi alma el volver a estar a tu lado por lo menos un minuto más.

Los días pasan y yo no noto la diferencia, no sé cuanto tiempo ha pasado desde el día en que te fuiste de mi lado, no lo sé porque no he notado diferencia en mi corazón; porque los sentimientos aún permanecen fuertes y porque a pesar del tiempo sigo recordándote y sigo deseando estar a tu lado. Deseo ser yo la persona que pasé el resto de tus días a tu lado; aún quiero ser esa persona que te llene de alegrías cada día y que se encuentre ahí a tu lado en cualquier momento, sin importar la situación, sea difícil o no lo sea. Quiero ser yo quien este a tu lado por el resto y sea yo quien logre enamorarte cada día más.

A pesar del tiempo sigo recordándote en cualquier momento, sigo pensando en ti y en todos esos momentos que logré pasar a tu lado, cada beso, cada caricia, cada una de las sonrisas, cada juego. Nada a cambiado desde el día que te fuiste. Pensé que con el pasar del tiempo iba a poder olvidarte, pensé que con el tiempo iba a superar mi historia contigo y que podría seguir con mi vida a pesar de que tú ya no estuvieras en ella, pero ahora puedo ver que estaba muy equivocada, que el olvido no es nada fácil de lograr; que el amor siempre es más fuerte que el olvido. A pesar de que los años seguirán su curso sé que se vuelve más difícil olvidarte y aceptar la idea de que te he perdido, que ya no volverás a pesar de que mis sueños dentro de mi cabeza digan lo contrario. A pesar de que las ilusiones secuestren mi mente durante horas imaginándote que regresas a mi lado no será así, no volverás y debo entenderlo. Es difícil entender que todo se acabo y es aún más difícil aceptar que las cosas no pasarán como tú las planeas. Es difícil aceptar que has perdido a alguien que pertenece a tu mundo y a todos tus sueños, que todos esos planes que habías hecho con esa persona debes tirarlos a la basura porque nunca se harán realidad; porque no podrás realizarlos por más que lo quieras.

Quiero olvidarte y desastre de este dolo que ya no soporto, que ya no quiero sentir dentro de mí, pero a pesar de que he hecho el intento no lo he logrado; seguiré, seguiré tratando de olvidarte y no volver a pensar en ti, alejarme y decirte adiós para siempre de una vez por todas.



     Compartir         Compartir