A nadie debería importarle que, por el momento, no hayas encontrado a la persona precisa para amar. Tener pareja no es algo que hagas para satisfacer a los demás. Estar solo es una decisión libre, nadie te debería estar interrogando por ello. La gente siempre hablará, pero déjala, tú no te angusties por ello. A mí me decían que el tiempo se me iría, que me quedaría sola para siempre, que me iba a quedar a vestir santos, que el amor de mi vida podría estar frente a mí y no verlo. Pero me di cuenta de que la vida es demasiado corta como para estar preocupándome por el qué dirán. Yo voy a mi tiempo y punto, si no les gusta, es su problema. No voy a atarme a una persona que no me conviene sólo para complacer al mundo.

No dejes que los demás te presionen para que te involucres en una relación: recuerda que tener pareja es algo que no debe tomarse a la ligera. Haz a un lado la presión social, no les creas cuando te digan que el objetivo de la vida es encontrar a alguien con quien envejecer y quien nos llore cuando nos vayamos de este mundo. ¡Falso! Es mucho mejor estar a solas que con una mala compañía, con alguien que no nos quiere ni nos valora. Nunca debes comenzar una relación de pareja sólo por el miedo a la soledad, mucho menos por las habladurías de la gente.

En ocasiones nos la pasamos de pareja en pareja, buscando el amor desesperadamente, sin darnos cuenta de que tenemos otro tipo de relaciones muy valiosas, como las de amistad o las de familia. La pareja no lo es todo en la vida. Es importante valorarnos a nosotros mismos y no hacer a un lado nuestros sueños y nuestras metas solamente porque no queremos estar solos o por el qué dirán.

Si te desesperas por encontrar pareja, lo único que pasará es que te estresarás y vivirás con una ansiedad constante, y créeme, de esa forma, en vez de atraer, alejarás a las personas de tu vida. La desesperación no deja nada bueno. Es importante que no tomes decisiones sin pensar. Involucrarte con cualquiera por desesperación es una muy mala idea: eso siempre termina en relaciones desastrosas. Tener pareja no es una obligación, es un derecho, y debes buscarla solamente cuando te sientas preparada para compartir tu vida con alguien, no antes.

Antes de ocuparte en encontrar una pareja, encuéntrate a ti misma. Conócete, piensa en lo que te hace feliz y hazlo. Disfruta la vida, conoce personas, haz muchas amistades. Ocúpate en progresar, en crecer personalmente; concéntrate en tus estudios o en tu trabajo. Plantéate metas y cúmplelas. Deja de preocuparte por buscar el amor, que cuando sea el momento indicado, lo sabrás. No actúes por desesperación.

Disfruta tu soledad.

Deja que el amor llegue a su tiempo.

 



     Compartir         Compartir