No vengo a darme aires de pureza, no pretendo decir que soy mejor o peor que nadie por el hecho de que a mí me resulta casi imposible ser infiel, quiero comenzar por explicar me manera de ver las cosas, si se está al lado de alguien es porque se le ama, si no se le ama entonces puede ser que exista alguna situación que los obligara a estar juntos, como un embarazo no planeado, y querer “cumplir”, pero esto nos lleva a un plano más atrás, ¿Qué demonios haces haciendo el amor con alguien a quien no amas?, y suponiendo que lo amaste y en el camino ese amor desapareció, ¿Por qué continuar con alguien a quien no amas?

Muchas personas dicen que es por los hijos, pero a los hijos se les educa principalmente con el ejemplo, entonces estamos enseñándoles a no ser felices y que es normal permanecer al lado de alguien a quien no se le ama, por haber cometido el error de elegir mal una vez, ¿es esa la lección que queremos darle a nuestros hijos?, que si se equivocan al elegir a aquel a quien aman jodieron su vida para siempre.

Volviendo entonces al supuesto de que uno ama a su pareja actual y es por eso que sigue a su lado, entonces ¿Qué caso tiene estar con otra persona que muy probablemente solo quiere la emoción del momento?, vale la pena realmente arriesgar una vida junto a la persona que amamos por un momento de pasión que no siempre resulta ser tan placentero como uno se imagina en un principio, porque también para hacer el amor el conocimiento del otro es muy importante para hacerle tocar el cielo.

Si estamos en el supuesto de que somos capaces de arriesgar esa vida tranquila y buena que tenemos junto a nuestro ser amado por un momento de pasión, entonces ¿realmente cuanto valoramos el estar con nuestra pareja?, ¿se puede considerar valioso algo que se apuesta por un momento de locura?, quizás no seamos francos con nosotros mismos y lo que realmente suceda es que no amamos a la persona que tenemos al lado, y si podemos concluir que de verdad no le amamos, ¿por qué llegar al grado de ser infiel?, ¿que no es más fácil decir la verdad y alejarse con la frente en alto, conservando nuestro orgullo intacto?, poniéndonos un momento en el lugar del otro, creo que todos prefiriéramos un adiós, a darnos cuenta de una infidelidad ¿no es así?

No voy a decir que nunca me he sentido atraída por el físico de un hombre distinto a mi pareja, basta con encender la televisión para ver unos bombones que se antojan, pero en lo personal ya he podido concluir que lo que realmente a mí me llena en el sexo es tener a una persona inteligente con la que exista una conexión emocional e intelectual y sin eso realmente el acto pierde mucho de su valor, he hecho el amor muchas veces y he tenido sexo por diversión una sola vez y sinceramente la segunda me resulto tan incompleta que no tuve ganas de repetir la experiencia.

Sinceramente es difícil encontrar una sola persona que me llame la atención lo suficiente para amarle y confiar en él, no me imagino buscando dos, creo que la infidelidad nos rebaja al grado de animales que actúan solo por instinto y que dejan de pensar y de sentir, al menos esa es mi opinión, no hay necesidad de engañar cuando puedes decir adiós.

 

Autor: Sunky



     Compartir         Compartir