De nueva cuenta vas lleno de dolor por la vida, de nuevo te hicieron daño, una vez más llevas una profunda herida que crees que tardará toda una vida en sanar, déjame recordarte que pasará, que vas a sanar, siempre es así.

Tal parece que correr hacia un abismo, es tu deporte favorito, te empeñas tanto en entregarte, que solo has logrado salir muy lastimado en cada ocasión. Tus heridas son muy profundas, pero son hermosas, pues cada una nos recuerda que eres capaz de amar con todas tus fuerzas, cada una nos cuenta lo noble que eres, claro que duele, es la prueba de que te entregas como nunca en cada ocasión.

sleep

Eres el más valiente que conozco, no sabes de rencores, olvidas, perdonas, te entregas y sobretodo eres de los que saben amar. Aunque has sufrido, aunque muchas veces te han dejado moribundo y vulnerable,  no tienes miedo de presentarte ante otro frio corazón y dejarte llevar por el amor. Sigues en esa lucha continua de buscar a esa persona especial que te cuidará, protegerá y amarás como mereces, aunque con tanto dolor no estas seguir de que exista, tu no bajas la guardia y sigues luchando, sigues amando hasta encontrarlo.

Que siego eres corazón, has tenido el verdadero amor tan cerca y no has sabido retenerlo, ni siquiera lo has visto, has tenido tan cerca el cuento de hadas que tanto buscas y aun así decides entregarte a otros corazones fríos, y malos que solo te hieren, estas tan metido en tu dolor, tan lleno de preguntas sin respuesta que no te dejan ver que el verdadero amor está ahí. Deja de buscar, deja de tirarte al vacío y sin arnés, el verdadero amor esta justo ahí, justo en mí.

Me declaro culpable de todas y cada una de tus heridas, me declaro culpable de dejarte correr como caballito desbocado a tras del que juras es tu verdadero amor, y así regresar completamente destrozado y adolorido, soy yo la culpable de dejarte buscar el amor en otro lado, el verdadero amor  soy yo y créeme yo nunca te abandonaré. Sé que no te he sabido cuidar, y mira, te lo digo ahora que de nuevo estás destrozado, estamos derrotados otra vez, pero ya lo vi, ¿sabes? Ya entendí que solo yo te puedo cuidar, solo yo te puedo proteger y consentir, no nos cerraremos al amor, y tampoco haré que te conviertas en un corazón frio y sin amor, seguiremos entregándonos, pero ahora con cautela, ya no dejaré que te hagan sufrir. De nuevo sufres, lo sé, pero aquí estoy yo para sanarte mientras yo sano, para levantarme mientras levanto y armo tus pedazos.

love

Querido corazón, nunca nos hemos rendido y no lo haremos ahora, tú siempre te entregabas, creías estar enamorado y ellos solo te correspondían con una bofetada que te rompía todo.

Deja de buscar que yo te voy a cuidar, la felicidad que dejamos caer como responsabilidad de alguien más, la tenemos en nosotros mismos, no es que sea egoísta, es mero realismo.

Por primera vez me enamoraré de mí, me amaré a mí, y me dejare ser el amor de mi vida.



     Compartir         Compartir