Vamos a recopilar las ideas más importantes que hemos aprendido hasta ahora referentes a los objetivos; su planteamiento y consecución.

1. El objetivo ha de ser importante para ti.

No te lo propongas por complacer a otros, sino porque has decidido que ese cambio es bueno para tu vida.

2. Ha de ser realista y lo más concreto posible.

A este particular, es muy buena idea que lo fijes por escrito y lleves un registro personal de tus progresos.

3. Habrás de comprometerte con tu decisión.

No desvíes tu camino si el objetivo lo merece. Sé constante y paciente.

Es probable que lleve tiempo y que tengas que esforzarte, quizás más de lo que habías previsto. ¿Y qué? Más mérito tendrá lograrlo.

AMOR-POR-LA-VIDA-300x120

 

4. Ten claro que los errores no son fracasos.

Ni los errores, ni los tropiezos o los obstáculos imprevistos que encuentres significan que has fracasado. Son parte del camino.

5. Mira tu progreso como un éxito en sí mismo.

Se dice que el éxito se vive al final, cuando se llega a la meta. Pero, para eso,cada día y cada paso cuentan.

Si, por ejemplo, te has propuesto ahorrar una cantidad de dinero de aquí a unos meses, ¿no merece la pena alegrarte cuando vayas por la mitad?

No importa lo despacio que vayas;avanzar lentamente también es avanzar. Cada día estás más cerca del final.

6. Intentarlo de nuevo es una buena idea.

Si el objetivo lo vale y no lo has conseguido a la primera (o a la segunda), inténtalo de nuevo.

No partes de cero, porque ya tienes experiencia y sabes qué falló en las anteriores ocasiones.

7. Cree en ti.

Cree en tu empeño, en tu criterio, en todo lo que has aprendido y en las ganas que tienes de seguir adelante y de cambiar lo que te has propuesto.Sé tu principal aliado.

images (2)

 



     Compartir         Compartir