Sin lugar a dudas, la figura de los “Amigos con Derecho” ha sido satanizada por la sociedad desde hace muchos años, tachando a esta práctica como algo “impuro”, incorrecto, pero sobretodo como algo inmoral que no debería de existir, sin embargo, la pregunta verdaderamente importante aquí es ¿Quién establece lo que está bien o está mal? ¿Mal para quién?… No es que pretendamos inducirte a buscar una relación de este tipo, simplemente te mostraremos las ventajas de tener un “Amiguit@” y el porqué no debes hacerle caso a lo que todos a tu alrededor piensan.

Estas son las 5 razones por las que todos deberíamos tener un “Amigo con Derecho”

1| Es divertido

Alejado de preocupaciones, estrés, problemas y el compromiso que implica estar dentro de una verdadera relación amorosa, los amigos con derecho no sufren ninguna de estas circunstancias, ya que como su nombre lo indica, únicamente son “AMIGOS”, cuyo vinculo no excede más allá de compartir tiempo, salidas, risas y claro, encuentros casuales, en donde ambos tienen establecido, que no involucrarán nada más que deseo y pasión.

En este tipo de relaciones ambas personas están consientes que no deben enamorarse, por lo que simplemente se dejan guiar por sus instintos y disfrutan del momento, algo que sin duda TODOS queremos.

2| No hay peleas

Está claro que lo que todos quisiéramos de una relación es precisamente esto, cero peleas, pero lamentablemente cuando existe un compromiso de por medio, parece no ser posible…

Es importante recalcar que los amigos con derecho no son una “Aventura” por el contrario, son personas que comparten mucho tiempo juntos, incluso se conocen más allá de la cama, se buscan por que existe entre ellos un deseo tanto físico como emocional, mismo que lo llevan a convertirse en la continuidad de su amistad. Entre ellos no existen peleas, ya que a pesar de que se preocupa el uno por el otro, jamás se exigen cuentas ni explicaciones de sus actos.

3| No existe la rutina

Una de las cosas a las que mayormente tememos de tener una relación es caer en la odiosa monotonía, algo que en los amigos con derecho, definitivamente NO EXISTE. No importa que tan constantes se den sus encuentros o que sea lo que esté pasando con sus vidas en ese momento (problemas escolares, familiares, laborales, financieros, etc.), dicha palabra sencillamente no existe en una relación de este tipo, ya que cualquiera de los dos siempre encontrará formas de innovar o experimentar, pero sencillamente será algo que siempre disfrutarás.

4| Es un amor platónico pero sin romance

Si estas con esa persona es porque de verdad te gusta y te atraen en muchos aspectos, es muy probable que incluso se trate de ese chico o chica con el que constantemente solías soñar en el colegio, simplemente que ahora, en la vida real, han establecido una clase de relación que aunque no es aprobado por los demás, a ti te hace muy FELIZ y eso es lo que verdaderamente importa. Tu amigo con derecho es una persona atractiva a tus ojos, divertida, que te trata bien, que satisface tus deseos y que probablemente también complementa tu parte emocional, sin embargo, es alguien por que la que no puedes sentir amor.

Claro que existe un gran cariño, pero ambos saben que ese cariño jamás debe excederse, por lo que el establecimiento de esta norma te permite mostrarte tal y como eres, sin tapujos ni ataduras, ya que sencillamente no pretendes quedar bien con este o esta, sino que buscas tu propio placer, al igual que él o ella busca el suyo.

5| Estas abierto a otras relaciones sentimentales en cualquier momento

¿Fidelidad? Lo eres. En los amigos con derecho no existe la infidelidad ya que ambas partes se encuentras desligadas completamente. Recuerda que esta es precisamente una de las características de dicha relación.

Puedes tener un amigo con derecho y sentirte en la completa LIBERTAD de conocer a más personas que despierten en ti cierto interés para algo más serio, claro, evidentemente si esto llegara a suceder es probable que la relación con tu “amig@” deba de terminar, ya que en dicho momento podrías estarle causando un perjuicio a terceros.

En los amigos con derechos, ambas partes están consientes y de acuerdo con esta regla.

Deja de preocuparte por lo que digan los demás y dedícate a vivir tu vida, disfruta lo más que puedas, pero recuerda y aprende a hacerte responsable de tus actos.

Publicado por: Adherido



     Compartir         Compartir