Parte 1

Parte 3

11. Olvídate de ser desidioso.- No pienses demasiado la
s cosas, de otra manera crearás un problema que no estaba ahí en primer lugar. Progresar implica tomar riesgos. Punto. En términos deportivos: no puedes llegar a segunda base sin antes pasar por la primera.
12. Deja de pensar que no estás listo.- Nadie nunca se siente 100% seguro cuando llega una buena oportunidad. Las mejores oportunidades en la vida nos obligan a salir de nuestra zona de confort.

relaciones13. Deja de involucrarte en relaciones por las razones erróneas.- Hay toda una teoría denominada “Relaciones Queso de Puerco” que habla de lo complicado que es salir de este tipo de relaciones nocivas. El truco es darse cuenta de ese momento conocido como “Más vale solo que mal acompañado”. Las relaciones que valen la pena suceden sin presión ni incomodidades ni etiquetas. Fluyen casualmente y sin problema. A las relaciones se debe entrar cuando uno está listo, no cuando uno se siente solo.

14. No te cierres a nuevas relaciones sólo porque las anteriores no funcionaron.- Cada encuentro que tenemos en la vida sirve un propósito específico en nuestras vidas. Algunas personas te pondrán a prueba, otras de utilizarán y otras te enseñarán muchas cosas. Unas cuantas, sacarán lo mejor en ti.

15. Deja de compararte con los demás.- No te preocupes por aquello que otras personas están haciendo mejor que tú. Mejor concéntrate en mejorarte a ti mismo cada día. Se dice que el éxito es una batalla con uno mismo y con nadie más.

16. Que no te den envidia los demás.- Eso de “envidia, pero de la buena” no existe y estar de amargados por no tener lo que alguien más sí tiene es una pérdida de tiempo. La envidia es el arte de contar las características positivas ajenas en vez de las propias. Así que háganse la siguiente pregunta: ¿Qué tengo yo que los demás no tienen?

17. Paren de sufrir.- Todos tenemos malas rachas. La vida las pone ahí justo para que cambiemos de camino y tomemos el que nos corresponde (sea cual sea). Es MUY difícil entender la razón de un mal momento cuando este sucede, y probablemente sea difícil afrontarlo. En retrospectiva, esas rachas llevaron siempre a un mejor lugar, a mejorar quienes somos y a un estilo de vida distinto. Supérenlo y dense cuenta de que todo está bien. Y si no, lo estará. Hoy son más fuertes de lo que eran ayer.

18. No seas rencoroso.- La verdad es que a esa persona a la que odias, no le importa si lo odias o no. Así que sólo te perjudicas tú. Otra cosa: el verdadero perdón está en decir “no voy a dejar que lo que me hiciste me arruine la vida”. Encontrar la paz mental y librarse de los rencores hace que todo sea más sencillo. El perdón también aplica para uno mismo. Aprende a perdonarte por tus errores.

explicaciones19. No te rebajes al nivel de los demás.- No bajes tus estándares por gente que no quiere elevar los suyos. Punto.

20. Evita dar explicaciones.- Tus amigos no te las van a pedir y tus enemigos ni te van a creer. Haz lo que sepas que es correcto para ti. Siempre.

 

Parte 1

Parte 3



     Compartir         Compartir