Parte 2

Parte 3

  1. Deja de juntarte con gente que no vale la pena.-
    Discusión
     La verdad es que la vida es demasiado corta como para estar pasando el tiempo con gente que no nos valora, que no nos hace feliz. Nadie debería estar exigiendo que nos den nuestro lugar, quien de verdad vale la pena, lo da sin algún problema. Los verdaderos amigos están también en las malas situaciones. Éste punto aplica especialmente cuando nos encontramos en una mala relación.
  2. No huyas de los problemas.- Nunca ha sido sencillo enfrentar los problemas, y enfrentarlos tampoco garantiza que todo saldrá perfecto. Pero es un poco la idea de la vida: hacer algo, tal vez caer, tal vez no, aprender y seguir. Enfrentar problemas y la manera en la que lo hacemos es lo que nos define, lo que nos da carácter, es una gran parte de quien somos.
  3. No te mientas.- Puedes mentirle a todo el mundo con éxito. Mentirte a ti mismo está muy difícil. Si no tomamos riesgos, es muy difícil mejorar nuestras vidas. Uno de los riesgos más complicados es el ser honestos con nosotros mismos. Además, nada ganamos con engañarnos, o intentar engañarnos.
  4. Deja de ignorar tus propias necesidades.- Particularmente dentro de una relación. A veces, por intentar que otra persona se sienta especial, dejamos a un lado las cosas que nos gustaría hacer. Está bien darle un lugar a otros, pero es más importante darte tu lugar ante cualquier situación.
  5. Deja de intentar ser alguien que no eres.- DiferentesEn un mundo donde se nos exige que seamos como tal o cuál modelo a seguir, uno de los retos más grandes de la vida es ser uno mismo. Puede haber alguien con mejor cuerpo, o más delgado o más joven. Pero nunca será como nosotros. No se trata de cambiar para caerle bien a la gente. Si somos nosotros mismos, las personas que valen la pena serán las que estén en nuestras vidas por ser quienes somos.
  6. No te aferres al pasado.- Hay dos opciones: o comienzas a escribir el siguiente capítulo de tu vida o te la pasas releyendo el último. Así de simple. Es importante aprender de las vivencias, pero no podemos vivir de los recuerdos de éstas.
  7. Deja de tener miedo a los errores.- Hacer algo y que salga mal es mucho más productivo que sólo pensar el hecho de hacer algo o no. Siempre nos estamos arrepintiendo más de las cosas que no hicimos que de las que sí. Recuerda: cada éxito implica una serie de errores que formaron parte del proceso, que sirvieron de base para aprender y ser mejor.
  8. Deja de lamentar los errores del pasado.- Todos hemos cometido errores y nos arrepentimos de una que otra cosa. Pero estas no son las cosas que nos definen. Lo importante es cómo forjamos nuestro futuro a partir de nuestro presente. Cada cosa que ha sucedido, nos prepara para aquello que se avecina en un futuro.
  9. Deja de intentar comprar la felicidad.- La vida es cara. Sí. La verdad es que aquello que realmente nos satisface es gratis: risas, amigos, pasatiempos, estar con la familia, etc.
  10. No dependas de los demás para ser feliz.- Si no puedes estar a gusto con quien eres, está muy difícil que una relación seria te haga feliz. Busca estabilidad en tu propia vida antes de buscar compartirla con alguien más.

Parte 2

Parte 3



     Compartir         Compartir