Que esa persona no te desagrade, no quiere decir que te agrade, y menos que estás enamorada. 

Les voy a resumir mi historia. No se si habrá sido por mi inseguridad, o por qué otra razón, pero dos veces tuve largas relaciones con personas que desde el día número 1 supe que no me casaría con ellas. No porque fueran malas personas, de hecho todo lo contrario, sino que porque no estaba enamorada.

Me convencía a mi misma de que debía esperar más tiempo, de que eran chicos increíbles y de que lo daban todo por mi, así que eventualmente me enamoraría de ellos, pero nunca fue así. Entre estas relaciones, tuve también relaciones más cortas, que debí terminar muy agobiada porque me llegaron a producir un enorme rechazo y crisis de angustia. Tras mi última relación de este estilo, sentí que toqué fondo y me empecé a replantear las cosas: ¿qué era eso que estaba mal en mi para haber siquiera iniciado la relación? ¿por qué seguí avanzando cuando sabía que estaba con dudas? ¿tanto me costaba estar sola? ¿era el estar en una relación un signo de aceptación? ¿podía efectivamente dejarme llevar solo porque estos chicos eran grandiosos y no porque me producían otras cosas?

large

Después de un largo proceso de conocimiento a mi misma me prometí que jamás volvería a tener otra relación si no me proyectaba y me alejé de los hombres por un buen tiempo. Después de todo esto, muchos análisis de mis relaciones anteriores, balances, experiencias, y de muchas cosas que han pasado en mi vida siendo consciente de ello, así es como pienso:

Es divertido tener a alguien en tu vida, pero tener a la persona incorrecta contigo no te añade: te quita. Estar con alguien que sabes que no es para ti es, honestamente, una pérdida. Sí, es lindo tener sexo siempre con la misma persona. Es lindo tener alguien con quien hablar y que te apoye cuando lo necesites. Sin embargo, al final del día, no serás feliz. Sabes que no te quedarás con esta persona, y es algo que los carcome a ambos y a la relación también.

Tienes un debate de nunca acabar dentro de tu cabeza sobre si deberías o no terminar. Cuando te habla del futuro te angustias y no sabes cómo disimular. Pero el problema es que la estás pasando bien, estás cómoda, tranquila y no ves ninguna razón de peso para abandonar el barco.

Por otro lado, comprendes que todo este tiempo, energía y emoción será invertida en vano, y de la misma forma, comprendes que al salir con la persona equivocada, encontrar a la persona correcta será más difícil. Pero no quieres estar solo. Te das cuenta que a veces miras a otras personas, que ocasionalmente les coqueteas… y luego te sientes mal al respecto.

No estás enamorado de esta persona con la que sales, sin embargo, crees que debes darle a esta persona el respeto que merece. Puede que no sean almas gemelas, pero no quieres herir sus sentimientos. Al mismo tiempo, no puedes arriesgarte a no hablarle a quien podría ser la persona para ti sólo porque estás con alguien más. Así que, coqueteas… y asumir la culpa e infelicidad contigo mismo y la persona que te has convertido. Tu historia de amor se está convirtiendo en una teleserie.

Pasas el suficiente tiempo con esta persona como para mantenerlo cerca, pero igual mantienes las distancias. No quieres perderlos completamente, pero tampoco quieres que sea algo tan regular porque no te gustan tanto. Comienzas a pasar más y más tiempo solo o con tus amigos y menos tiempo con la persona que sales. Sólo quieres esta persona cuando tú quieras. Más allá de eso esta persona no es esencial para ti.

No te importa realmente lo que piense de ti, así que no te molestas en filtrar tus palabras. Dices cosas sin que te importe cómo se lo tomarán. Es casi como si intentaras encontrar una razón para que esta persona se enoje, para que quizás él o ella termine las cosas. En este punto, no te importa si las cosas terminan, siempre y cuando no seas tú quien lo haga. Nadie quiere ser el que termine.

Te estresan todas las discusiones que han estado teniendo. Rápidamente se han vuelto más frecuentes. Sin embargo lo peor es que no te importa lo suficiente como para hacer algo al respecto. La mitad del tiempo no respondes o simplemente sales del cuarto. Puede que emocionalmente estés un poco confundido, porque a veces esa persona que no es para ti sigue siendo una persona genial. Puede que ni siquiera estés seguro de las razones por las que crees que no podrían pasar su vida juntos. El amor no es algo lógico y a veces no sabemos por qué nos sentimos de la forma que lo hacemos. Desafortunadamente, esto no ayuda a mejorar las discusiones.

tumblr_static_17899_239275546217777_1669085171_n

Se te ocurren excusas creativas para explicar lo ocupado que estás y que no puedes pasar tiempo con ellos. Tienes mucho trabajo. Tienes que ir a ver a tus padres. Tu amigo está enfermo. Tú estás enfermo. Tu auto está malo. Tienes que levantarte temprano para hacer cosas o ir a una reunión. Desearías poder pasar tiempo juntos pero estás ‘demasiado ocupado’.

Ya les has dicho que estás interesado en la posibilidad de estar juntos para siempre cuando realmente sabes que no es verdad. Ahora comienzas a comprender que el fin es inevitable y que pasará más pronto de lo que crees. Pero la pregunta es: ¿Cómo terminar? Todo este incidente se volverá increíblemente incómodo o simplemente te explotará en la cara.

Cuando sales con alguien con quien sabes que no te casarás, sabes que las cosas terminarán mal. Las relaciones usualmente terminan siendo de una sola persona. Solo uno de los dos está comprometido con la relación. Es probable que haya drama. Se dirán cosas. Incluso puede que se tiren cosas por la cabeza. O quizás todo podría ser incómodo. Por supuesto que ya veías esto venir así que tienes el bonus adicional de preocuparte de esto hasta que suceda. Angustiada. Sin dormir, sintiendo que pierdes tu tiempo y que juegas con alguien.

Lidias con las consecuencias emocionales. Sea una relación seria o no, pasar una gran cantidad de tiempo con otra persona, forma lazos y cortarlos te afecta. Generalmente aquella persona es buena y no quieres hacerle daño.

En fin, a pesar de que haber pasado por todas esas relaciones me ha hecho valorar muchísimo la que tengo ahora (por primera vez puedo decir que estoy enamorada), creo que mi mejor y único consejo es que si te sientes así en tu relación, DEBES terminarla, cueste lo que cueste. La tristeza y la incomodidad de terminarla durará unas semanas, pero la angustia que se siente alargando la relación no se pasa nunca, y cada vez es peor. Te involucras más y más porque ya no sabes cómo salirte. Además, te privarás de realmente estar feliz con otra persona. Vale la pena estar solo, créeme.

tumblr_static_caepa3buhm0o80w48040s800g_640_v2

Visto en Elite Daily & Imágenes de We Heart It



     Compartir         Compartir