Los tauro suelen ser personas tranquilas, prácticas y responsables, y eso los hace uno de los signos más amigables del zodiaco. Siempre puedes contar con ellos, pues valoran mucho la amistad y les gusta estar ahí cuando más los necesitas. Su lealtad es admirable, por eso nunca te fallarán. A su lado, aprenderás a tomarle valor a quienes te rodean y su buena vibra definitivamente te contagiará, incluso en los momentos en los que te sientas más decaído. No hay dudas, la amistad de un tauro es algo que no debes tomarte a la ligera, porque te estarías perdiendo de la compañía de una persona muy valiosa y entregada. Eso sí, debes ganarte su confianza, porque a un tauro no le gusta la gente falsa y deshonesta. Pero si logras meterte en su corazón, más que un amigo, habrás ganado un hermano, y eso, de verdad, no tienes precio.

Por eso aquí te enlistamos 17 de las razones más convincentes para que seas amigo de un tauro:

Valoran a quienes los rodean

Son extremadamente leales y esperan lo mismo de los demás

Son consecuentes con lo que dicen. Siempre hacen lo que prometen

Pueden ser muy cariñosos si confían en las personas

1

Son decididos y directos

Te hacen ver la vida desde un mejor punto de vista

Se aceptan y quieren tal como son, y te enseñan a hacer lo mismo

Son muy organizados y racionales

Cuando aman de verdad se proyectan y viven una vida familiar junto a esa persona

Son muy honestos consigo mismos y con el resto

Son increíblemente pacientes. Y lo contagian

2

No les importa cuántas veces caigan, JAMÁS dejarán de luchar por sus sueños

Te inspirarán a tratar de hacer del mundo un mejor lugar para vivir

Una vez que te ofrece su amistad ésta será para toda la vida

Son muy buenos comunicadores, por lo que siempre tienen el argumento perfecto para convencer a alguien

3

Tienen un sentido solidario que te inspirará a ser más caritativo

Son muy tranquilos y educados, muy pocas veces se alteran cuando se enojan

Y tú, ¿ya tienes un amigo tauro?

Comparte este artículo con tus amig@s en Facebook.



     Compartir         Compartir