Algunas personas podrían pensar que la ansiedad es solamente un capricho o un comportamiento inadecuado, pero están en un error. La ansiedad es un trastorno psicológico que padecemos millones de personas alrededor del mundo y que no elegimos tener. Las personas ansiosas sufrimos bastante porque nos podemos obsesionar con un solo pensamiento y estarlo repitiendo mil y una veces en nuestra cabeza. Padecemos de una fuerte inseguridad y de un miedo irracional que así como llega se nos puede calmar. Nosotros no elegimos a qué hora ponernos ansiosos; la ansiedad llega sin avisar. Debes saber que no es algo que podamos controlar, por eso te pedimos que no nos juzgues diciendo que todo está en nuestra mente y que es cuestión de voluntad. No, la ansiedad no es un juego, es una enfermedad seria.

En nuestras relaciones de pareja también atravesamos muchos problemas. Constantemente nos acosa la preocupación de fallarle o perder a la persona amada, por eso vivimos con mucho miedo y podemos ser muy inseguros. Sin embargo, tenemos una gran capacidad para amar, así que no temas relacionarte con alguien que sufra ansiedad. Nuestra misma condición nos hace ser muy amorosos y detallistas, intentando que las cosas siempre estén bien con nuestra pareja.

Así que, si tienes una pareja con ansiedad o planeas salir con alguien que la padezca, debes saber lo siguiente:

  1. No, no hay cura

Si de verdad existiese una cura, créeme que ya nadie tendría ansiedad. Si existiera una manera de no sentir miedo o evitar que nuestro corazón se acelere todo el tiempo, obviamente ya lo habríamos solucionado. Pero no, no existe la cura, simplemente aprendes a vivir con la ansiedad y a calmarla. Y, lo más importante, cuando cuentas con el apoyo de quienes te rodean las cosas pueden mejorar, más si tu pareja te comprende.

  1. Demuéstrale tu amor teniéndole paciencia

La comprensión, el apoyo y, sobre todo, la paciencia, puede ser el mejor regalo que le puedes dar a alguien con ansiedad. No provocar su inseguridad es algo que siempre se agradece, sobre todo si tendemos a creer que te abrumamos o te cansas de nosotros.

  1. Siempre intentará dar lo mejor de sí mismo

No siempre nos dejamos llevar por la ansiedad. Aunque, cuando no podemos controlarlo, aprendemos a notar cada momento y cada reacción, para luego dar lo mejor de nosotros mismos con el fin de hacer que las cosas funcionen y, sobre todo, que la relación de pareja siga teniendo esa conexión especial.

  1. No siempre podrá controlarse

No siempre podremos controlar nuestra ansiedad. No siempre podremos frenar nuestros miedos. ¿Cómo lo harías si tu mente te atacara todo el tiempo? Es eso lo que sentimos, por lo tanto, a veces es necesario que nos comprendas, apoyes y, mejor, nos ayudes a distraernos para calmarnos. Tu apoyo es fundamental.

  1. A veces quiere estar solo, pero a veces no

A veces queremos que nos den nuestro espacio, pero otras veces tenemos miedo de que nos dejen solos. No siempre lo diremos, pero, créeme, cuando alguien con ansiedad te diga que te necesita, jamás dudes en cumplirle. Si te lo dice es porque confía plenamente en ti.

  1. A veces tú desatarás la ansiedad de tu pareja

No es nada personal, pero créeme que una relación de pareja potencia un poco la ansiedad. Sobre todo cuando necesitamos saber cómo actuar frente a ciertas situaciones o cuando discutimos con nuestra pareja y no sabemos qué hacer, porque tememos perderla. No es tu culpa, claro que no, es simplemente nuestra inseguridad. En lugar de enojarte o sentirte ofendido, ten paciencia y dinos que nada malo pasará y que sigues estando a nuestro lado.

  1. No eligió tener ansiedad

Si la ansiedad fuese una opción, nadie elegiría tenerla. A nadie le gustaría tener ansiedad la mayor parte del día. Así que no, no creas que es simplemente un capricho.

  1. Cada persona manifiesta la ansiedad de manera diferente

La ansiedad se manifiesta de diferentes maneras según la personalidad de cada uno. Hay quienes logran calmarla leyendo un libro, otros bebiendo té y conversando con amigos, otros durmiendo, y otros riendo con alguien. Cada persona es diferente, aprende a conocerla bien y descubre cómo se puede calmar su ansiedad.

  1. A veces no comprenderás su personalidad y te molestarás

Habrá momentos en los que no sabrás si tu pareja es demasiado complicada o si en realidad algo no anda bien. A veces te molestarás con ella por su actitud, o porque te pregunta demasiadas veces cuánto la quieres y si aún sigues haciéndolo. No te molestes, intenta calmarte, tener tu espacio y analizar bien las cosas.

  1. Aunque al mismo tiempo te sentirás altamente comprendido y apoyado por tu pareja

Una persona con ansiedad ama con todas sus fuerzas. Al punto de amarte como si no existiera otro día más para hacerlo. Te apoyará en todos e, incluso, será la primera persona en consolarte cuando tengas un mal día, porque lo que menos quiere es verte sufrir, pues sabe lo que se siente estar mal.

  1. Te sentirás más amado que cualquier otra persona

Una persona con ansiedad tiende a ser tierna y romántica. Tiende a tener expresiones de cariño que le demuestren a esa persona lo mucho que la ama. Ama con abandono y, por lo tanto, siempre buscará la manera de disfrutar cada momento contigo, aunque sea sólo acariciándote o durmiendo la siesta contigo. Te hará sentir amado de otra manera, como nunca antes lo habías sentido. Sentirás una conexión única al amar a alguien con ansiedad.

 

Y recuerda, si tú o tu pareja padecen ansiedad, no duden en consultar a su terapeuta de confianza.

¿Qué te pareció el artículo? Esperamos que te haya sido de utilidad.



     Compartir         Compartir