Por ser tal cual eres, o por pedir ayuda cuando la necesitas.

Tanto hombres como mujeres – pero nosotras en especial – a veces tenemos la mala costumbre de disculparnos por todo. Es como una especie de reflejo. No todas lo hacen, pero de seguro que conocen a más de una persona que realice esta “mala práctica” solo con la intención de destacar algo o ser educado. Hay cosas por las que nos disculpamos y que no tienen nada que ver con nosotros, ni que son culpa nuestra. No las podríamos haber afectado de ninguna manera, pero henos ahí, sintiéndonos un poco culpables al respecto.

No tienes que disculparte por cada cosa, es un mal hábito que no pensamos y nos pone en una posición de error y debilidad, cuando el objetivo que tenemos en mente es otro. No temas decir lo que realmente piensas, y por favor, dejemos de excusarnos por cada detalle. Podemos comenzar quitando estas 10 cosas de nuestra lista de disculpas:

1. Al demorarnos mucho en responder algún mensaje o correo

2. Cuando otra persona cercana a nosotros se comporta mal

3. No cumplir con las expectativas de alguien

4. Por simplemente no querer algo que te ofrezcan

5. Por ser genial y responsable en algún aspecto

6. Por ocupar un lugar en el mundo. En serio

7. Por necesitar tiempo a solas

 



     Compartir         Compartir