No me cambiaste por algo mejor, me cambiaste por algo más fácil

0
1020

No me preocupe el día que me di cuenta del día en que te fuiste de mi vida y me di cuenta la razón por ala que lo hacías. El día en que me di cuenta de que me cambiabas por alguien más y que ella era la razón por la que estabas abandonando una vid a mi lado, esa vida que habías planeado a mi lado, también me di cuenta de que no tenía porqué sentirme mal, pues me estabas cambiado no por alguien mejor, sino por alguien que fue más fácil, que te estaba dando algo que yo no podía darte y no precisamente amor. El día en que te vi alejarte de mí pensé que te estabas yendo porque no había sido suficiente lo que to te había entregad, todas esas cosas que yo te había dado habían caído en el vacío que no llenaron nada en ti, pero después de darme cuenta de la calidad de la persona por la que me estabas cambiando me sentí mucho mejor, pues en realidad me estabas cambiando por algo que no valía la pena, por algo que te había robado la inteligencia y la razón por la que habías estado a mi lado.

Lo que encontraste en ella fue facilidad de tenerla, te diste cuenta que era mucho para ti, que no podrías seguir estando a mi lado porque no te merecía, porque era demasiado para ti y es por eso que encontraste a alguien que fuera inferior a mí, que no te recordará lo que y fui en tu vida porque sabías que con todo lo que pase a tu lado lo había marcado en tu alma. Comprendo que te hayas alejado sin decirme la razón, sin decir nada más y solo largarte con una persona que tenías tan poco de conocer. Sé que aún te falta mucho por saber de ella y es algo nuevo que te atrae, algo que te hace seguir a su lado y conocerla mucho más, pues a mí me conocías completamente, porque yo había sido completamente sincera contigo, porque te amaba y siempre estuve dispuesta de entregarte todo lo que yo era.

Hoy te has ido y lo único que quiero es que no vuelvas; quiero que me prometas que por nada volverás a mi lado a buscar lo que yo te daba y que en ella jamás lo encontrarás. Dime por favor que no me buscarás y que no trataras de convertirla en lo que yo soy, porque si te has largado con ella es porque has encontrado algo que no tengo yo; y me alegro por ello, pues sé que no soy como ella, que no soy de su clase y eso me hace sentir mucho mejor. Si seguía a tu lado era porque pensé que sentías lo mismo que yo, pero si me hubieras dicho que te irías yo hubiera sido la primera en retirarse de una vida que se había convertido en una mentira. No quiero que vuelvas cuando te des cuenta de que no era ella lo que querías, que no te ha podido dar lo que yo te di y que jamás te amará como yo un día lo hice.