Él no tiene la culpa de que siga amándolo a él

0
1009

Ha pasado un tiempo desde el día en que elegí alejarme de él, desde el día en que me di cuanta que lo mejor era decidir por un nuevo camino, se me vez de seguir a Aldo de un hombre que no entregaba lo que yo le daba. Elegí alejarme de él porque estaba casad de ser yo quien luchara siempre por ambos, de sentirme sola en una relación donde se supone que debería ser de tía. Lo único que sabía era que me tenía que alejar lo más pronto que pudiera de él, porque él él estar a su lado lo unció que provocar es que yo lastimara a más a mi corazón, me hiciera más daño y al fin de cuentas niña podría ser feliz. Al fin decidí alejarme.

Después de un tiempo conocí en mi vida a un nuevo hombre, un hombre completamente distinto, alguien que no me dejaría sola, que estaría para siempre a mi lado y que al contrario de la persona que había dejado, él estaría dispuesto a entregarme lo que yo estaba buscando. Todo iba de maravilla a su lado, hasta que un día, recordé algunos de los momentos que yo había pasado a lado del hombre a quien había considerado el amor de mi vida, y al parecer seguía siéndolo, pues después de ese día no podía seguir dejando de pensar en él, pensar en el amor que un día apareció y que me hizo enamorarme de él. Desde ese día pude darme cuanta que yo seguía enamorada de aquel hombre que me había hecho tanto daño.

Después de darme cuanta de lo que aún sentía por aquella persona, me puse a pensar en la persona que ahora estaba a mi lado, en lo bueno que era y el hecho de que no se merecía que yo siguiera pesando en otro hombre sabiendo que sus sentimientos son reales, pues me los había demostrado desde hace mucho tiempo y no era justo que yo siguiera sintiendo cosas por un hombre que vivió en el pasado y que en estos momentos no debería significar nada. Viví muy feliz a su lado, pero sabía que lo mejor era olvidarlo. Sabía que el hombre que cada día me daba su amor, no merecía que yo pensara en las las cosas que había vivido con una persona que había sido mi amante y el amor de mi vida. Decidí alejarme de él porque sabía que era lo mejor, y ahora no entiendo porque mi corazón sigue aferrándose a una persona que no me merecía, que no debería estar en mi vida. Yo sabía que era el momento de cambiar de rumbo y fue por esa razón que decidí darle una nueva oportunidad al amor, pero nunca pensé que el amor por él sería tan fuerte.

Prometo contenerme, intentar no pensar en un hombre que no me pertenece, que ahora pertenece a alguien más y respetar su decisión, pero sobre todo es tiempo de respetar a la persona que está a mi lado.