Me gusta quien soy y no estoy dispuesta a cambiar por nadie más 

0
797

No me importa la belleza y no me importa lo que la gente tenga por decir de mí. Nadie puede reprocharme, nadie puede decir quien tengo que ser y cuando tengo que serlo. Nadie tiene el derecho de decir mis defectos sin antes ver los que ellos tienen y nadie tiene incluso el derecho de ver mis virtudes porque mi trabajo me han costado. No quiero ser perfecta y no me interesa lo que las demás personas piensen de mí si lo soy o no, porque entiendo que nadie es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo, porque sé que cada cabeza es un mundo y que no soy nadie para juzgar los pensamientos si tengo los míos.

No soy hermosa, pero no me llama la atención serlo, porque no creo que sea mi prioridad, porque no pienso que la belleza pueda darme algo más que lo que puedo hacer por mí misma. No me importa si alguien piensa que tengo belleza o no la tengo porque al fin de cuentas yo no existo para vivir por alguien más o para alguien más, yo existo porque me toco una vida, porque tengo tiempo en este mundo y ese tiempo quiero perder en descubrir  quien soy y quien quiero ser. Quiero comenzar a trabajar en lo que llevo por dentro, porque lo único que me interesa es ser mejor cada día, no en base a lo que se dice afuera, sino en bases lo que llevo por dentro.

Soy quien soy gracias a mis decisiones, a todo lo que he hecho en mi vida. Soy quien quiero ser en este momento. Lucho cada día por no caer en la cobardía, de no ser o reflejarme en algo que aborrezco, quiero amarme y quiero ser la persona perfecta para mí y solo para mí. Soy feliz estando en este lugar a pesar de que sé que tengo errores, porque de eso estoy consiente, de que no soy mejor que nadie ni quiero serlo. Sé que estoy dispuesta a luchar por lo que quiero y que estoy dispuesta a luchar lo que tenga que luchar por conseguir lo que quiero.

No soy hermosa pero soy inteligente, no me importa que es lo que opinen los demás pero me importa lo que opine de mi misma. No estoy para preocuparme por las criticas de personas que solo vienen de paso en mi vida, estoy para preocuparme en construir un mejor futuro para mí y para la persona que seré el día de mañana. No quiero seguir un estándar que me lleve a ser otra persona; no quiero tomar en cuentas las cosas buenas o malas que hablen sobre mí, porque el tomarlas en cuenta sé que me pueden sacar del mi dirección, de mi camino. Me gusta ser quien soy y no cambiaré nunca por nadie, porque lo que soy lo he definido yo misma y a quien no le guste lo que ve en mí se puede largar, porque no estoy dispuesta a cambiar por nadie, mucho menos cuando tengo que cambiar quien soy.