¿No crees que estoy enamorada?… Ya hasta pensé en el nombre de nuestros hijos 

0
1051

No sé como explicar todo lo que siento en estos momento, y todo lo que siento cuando te acercas a mí y hago como si no pasará nada conmigo, como si el sudor de mi frente es por que hace mucho calor y no porque mis nervios se apoderaron de mi cuerpo. No sé como comenzar a explicar lo que has provocado en mí desde el día en que el destino te puso en mi camino. Ahora que lo pienso con cuidado, no sé en que momento sucedió y que fue lo que hizo que me diera cuenta de que estabas cerca de mí, pero sea lo que sea le debo las gracias.

¿No me crees que estoy enamorada? Pues tienes que creerme que a estás alturas ya pensé que día será el día de nuestra boda, en que colonia viviremos, cuantos hijos tendremos y cuales serán sus nombres. No soy exagerada; no lo vayas a pesar, pero es que fue inevitable pensar  en ti día y noche desde el día en que te conocí. Te lo quería decir desde hace tiempo, pues no me considero alguien cobarde que prefiere esconder sus sentimientos y sus pensamientos que arriesgarse y obtener en un resultado, sin importar sea bueno o malo, pero por lo menos no me quede con las ganas y, decidí no quedarme con las ganas de integrar decirte lo que siento pues quizá tenga una oportunidad contigo y la deje ir por no atreverme a decir mis sentimientos.

No puedo cambiar lo que siento,  de eso estoy segura y sé que la que por más que luche contra este sentimiento no podré quitarlo de mi camino hasta que no me de cuenta de las posibilidades que tengo de andar contigo. No tengo miedo al fracaso porque al fin de cuentas nací sin estar contigo y sé que puedo seguir viviendo sin estarlo, pero no quería quedarme con las ganas de sacar esto que siento y decirte que estoy enamorada de ti y que haría cualquier cosa en este momento por demostrarte lo que siento por ti pues no sé si corra con suerte y tú sientas lo mismo que yo.

He decidido armarme de valor y tomar el riesgo de entregarte mi amor a pesar de todo, pues ya no podía seguir adelante pensando en ti todo el tiempo y tener que aguantarme las ganas de acercarme a ti porque las piernas me tiemblan al estar cerca de ti. No podáis seguir ocultando lo que siento porque sabía que perdería el tiempo intentando ocultar algo que puede darse y encerrar el amor que quizá pueda ser correspondido. Todo esto pensé en decírtelo pues también existía esa pequeña parte en mi corazón con miedo de tener que dejarte ir sin obtener nada a cambio, tener que dejarte ir y perderlo todo a cambio de soltarte toda la verdad. Estoy enamorada y no podía ocultarlo más, pues muero de ganas de besar esos labios y ser rodeada por tus brazos. Ahora solo falta esperar tu respuesta y alejarme si tengo que hacerlo o seguirte al final si tú también sientes lo mismo que yo.