A veces tienes que dejar de pensar en el futuro sin él y recordar el pasado que te alejo de él 

0
1137

Es muy sencillo mirar al día de mañana a pesar de que no ha llegado, pero es que es muy fácil mirar hacía el frente tomando en cuenta todo lo que s encuentra a tu alrededor en el presente. Lo que no es nada sencillo es mirar hacía atrás y darte cuenta de todo lo que has tenido que pasar para llegar al día en el que te encuentras hoy, recordar todo lo que tuviste que vivir para ser quien eres el día de hoy, y recordar lo que fuiste ayer para darte cuenta de todos los cambios que te hicieron ser lo que ahora eres.

El se fue de tu vida y no fue fácil superar el tener que decir adiós y tener que seguir caminando sin él. El día en el que él se fue y te diste cuenta de todo lo que perdiste junto a él, comenzaste a pensar en todos esos planes que ahora se fueron a la basura porque ya no estará a tu lado; comenzaste a pesar en lo difícil que sería la vida porque no encontrarías alguien que te diera lo que un día el te dio. Tus ojos se cegaron sin darte cuenta y comenzaste a notar el futuro que te esperaba sin él en tu vida, pensaste que ya no había nada más que hacer, que todos los planes que habéis hecho a su lado ya no existirían y por las noches recordabas que ya no estaría más a tu lado para después comenzar a llorar de nuevo. Lo primero que hiciste después de tener que decirle adiós fue tener que ver el futuro que tendrías sin él, pero te olvidaste de tomar en cuenta todas cosas que te hicieron alejarte de él y tener que seguir adelante a pesar de que ya no siga a tu lado.

En ocasiones, por más difícil que sea, tienes que dejar de pesar en el futuro que tendrás sin él y comenzar a pesar en todas esas cosas que tuviste que pasar a su lado que hicieron que ahora estés lejos de él. Las cosas siempre suceden por algo y si él ahora no está en tu vida es porque tenía que suceder, se tenía que alejar de ti porque no permanecía a tu lado y no dejar que tu mente se llene de imágenes que ya no serán y comiences a pesar en todas esas cosas que fueron pero que tuvieron que ver con que ahora él ya no esté a tu lado. Piensa en todas las cosas negativas que te ayuden a decirle adiós y deja de pensar en un futuro sin él; piensa en todo lo que hubieras hecho si no hubieras perdido tu tiempo a su lado y desperdiciar tu corazón y sentimientos por una persona que no permanecía en tu vida y, que ahora está en el lugar que le corresponde, lejos de ti. Sigue adelante y toma inspiración de lo que un día fue y a lo que tuviste que decir adiós.