Eras el amor de mi vida; ahora eres solo mi amigo 

0
3218

Esta noche me encuentro recostada en mi cama, con la mirada en el techo sin nada que ver, pero con mi mente llena de recuerdos e imágenes que me hacen pensar en todo los días que pasé a tu lado y recordar el amor que un día nos unió. Al parecer, era un buen día para recordar todo lo que tenía a tu lado y en lo que con el tiempo fuimos convirtiéndonos, pensando en el momento y nunca en el futuro, un futuro que ahora vivimos y no podemos cambiar, en el momento de hoy, ese hoy que ahora ya No estás a mi lado y dejaste de ser el amor de mi vida para convertirte en solo un amigo.

En aquellos dais penamos que nunca nos diríamos adiós, que el amor nunca se extinguiría y que podríamos seguir caminando juntos hasta el final de nuestros días. Nunca pensamos en el futuro que ahora vivimos y que nunca pensamos en la posibilidad de que fuera lo que ahora es. Pensamos que seriamos eternos y que el amor que nos teníamos jamás nos dejaría alejarnos de un solo camino, que con el paso de los años seguiríamos tomados de la mano, caminando y construyendo nuestro propio mundo.

El día de hoy, recordando todo lo que fuimos, puedo darme cuenta que esos días fueron los mejor de nuestras vidas, que esos días llenos de amor, de risas, cosquilleos y juegos fueron lo mejor que pudimos haber vivido en el tiempo en el que estuvimos juntos. Fuimos felices, puedo verlo; entregamos todo lo que teníamos y no nos importó porque había amor dentro de nosotros, porque la vida nos había regalado a la mejor persona para que pudiera compartir a nuestro lado los mejores momento de nuestra vida. Las aventuras que vivimos juntos ahora apeado verlas desde lejos y darme cuenta de que valió la pena, que el tiempo no fue perdido porque fueron los mejores días de mi vida. Pero todo terminó y no podemos regresar el tiempo ni cambiar nuestro camino. Tuvimos que decir adiós y ahora estamos tú y yo en el lugar que tenías que estar.

Después de decir adiós, supimos que era lo mejor a pesar de que sintiéramos dolor, pero no podíamos dejar que nuestros corazones se aferrarán a una posibilidad si no existía. Los problemas y diferencias comenzaron a aparecer frente a nosotros, pero eso no impedía a nuestro corazón que siguiera amando, porque a pesar de que todo se había acabado, ellos seguían unidos. En estos momentos, a pesar de estar juntos ambos sabemos que nuestro corazón sigue unido, pero ahora aceptando que somos amigos. Te convertiste en mi mejor amigo a pesar de que me costo trabajo entender que tenia que dejarte de ver como el mejor amor, como el amor de mi vida y que tenia que aprender a decirte adiós, decir que todo se haba terminado en mi interior para que mi corazón pudiera comprender que todo se había acabado. Ahora sabemos que a este lugar pertenecemos, a una amistad que haremos eterna intentando detener al corazón de volver a sentir amor.