No me hables de amor porque sé que tú no tienes corazón 

0
954

Vienes y me hablas de amor, me dices que lo más hermoso es encontrar a la persona ideal  y entregarle tu corazón, que lo mejor es estar ahí a lado de la persona indicada para entregarle todo tu amor, ese sentimiento que no puedes entregarle a cualquier persona, pero yo después de verte me pregunto… ¿no puedes entregárselo a nadie más? ¿cómo a un desconocido? Haya afuera hay muchas personas que necesitan un abrazo, una palabra de aliento, que están esperando que alguien se acerque para poder demostrar lo que llevan en el corazón. Después de meditar tus palabras y tus consejos he pensado más sobre el tema sobre el amor y no volveré a escuchar tus palabras, porque sé que tú no tienes corazón, porque sé que tú no puedes decirme como debo amar si solo te fijas en lo exterior, si lo más importante para ti son todas las cosas que no tienen valor, pero que significan algo más para ti. Vienes y me dices que es hermoso entregar el corazón, que es hermoso amar y entregar todo lo que tienes por la persona amada, pero no te has dado cuenta de que el amor va más allá que tener una pareja, es más allá de lo que se habla en las historias y novelas románticas.

El amor es entregar ayuda, es estirar la mano para las personas que lo necesitan, no darle la espalda a esa persona que te esta pidiendo apoyo, te esta pidiendo que no la dejes sola, que te mantengas con ella porque tiene miedo. Allá afuera hay miles de personas que siguen esperando a que llegue alguien con corazón que pueda ayudarles, que pueda ofrecerles un poco de alimento a todos los hambrientos y agua a todos los que han tenido sed por tanto tiempo. El amor no solo fue hecho para soñar con príncipes azules y esperar a que la persona correcta llegue para entregarle todo lo que somos; con amor no importa no tener una pareja para poderlo entregar, porque ese mismo amor puede entregarse a cada uno de los necesitados, a toda nuestra familia que se encuentra pasando por problemas y a todos esos amigos que han sabido estar ahí en los momentos difíciles. El amor no significa matrimonio, significa comunidad, apoyo, cariño, aliento, compañía, humanidad, amistad y familia.

No puedo seguir escuchándote hablar sobre el amor si lo único que  haces es de hablar de un amor vacío y no eres capaz de ayudar al prójimo. No puedes hablarme de amor porque tú no tienes corazón, solo piensas en destruir, obtener, seguir siendo el mismo ambicioso de siempre, quitando las manos para que nadie pueda pedirte ayuda. Te levantas el cuello para demostrar que eres alguien ene este mundo lleno de hombres vanidosos como tú. No tienes un corazón cuando no piensas en el prójimo, cuando no piensas en todas las personas que ahora están allá afuera esperando un poco de tu ayuda. Sigues hablando y hablando mientras el mundo arde allá fuera por personas sin corazón como tú.