Puedes irte yendo… que seguiré mi camino sin ti 

0
452

¿Qué era lo que esperabas? Quizá pensaste que me quedaría parada esperando que todo comenAra a cambiar y las cosas que no funcionaron comiencen a hacerlo como are de magia. No puedo seguir las reglas de tu juego porque desde muy chica deje de creer en os cuentos de hadas. No quería detenerme, seguir perdiendo el tiempo mientras espero a que te dieras cuanta de todo lo que estabas perdiendo, que te dieras cuenta de que yo comenzaba a cansarme y no duraría mucho hasta que decidiera alejarme de ti. Al final lo logré, pude deshacerme de ese sentimiento que me hacía detenerme, ya no existe eso que hacía que soportara el paso del tiempo mientras las discusiones seguía, mientras las diferencias seguían apareciendo y que ambos pretendiéramos que podíamos dejarlas pasar, pero sabiendo que ninguno de los dos estaba dispuesto a cambiar.

El tiempo de espera termino y es momento de avanzar, si tú no quiste salir de la rutina, de ese amargo tiempo lleno de discusiones y estúpidas promesas, ese será tu problema, porque lo único que quiero es alejarme de todo esto, decir adiós de las cosas que me hacen daño y comenzar una vida donde la única que importe sea yo y mi felicidad. Dejaré de preocuparme por todo lo que me rodea y comenzaré a poner  atención en lo que le mí tiene importancia, ya no tomaré la opinión de los demás para tomar mis propias desiciones, y no buscaré la aprobación de los demás para seguir adelante, porque lo único que importará de aquí en adelante seré yo.

Te dije adiós y ni volveré nunca más a recibirte de nuevo, te dejaré ir para siempre y no estaré esperando a que te des cuenta de todo lo que dejaste ir por no haberte esforzado por recuperar lo que se había pedido entre tú y yo. Las cosas pasaron, todo cambio con el tiempo y ninguno de los dos hizo por recuperar  nuestra relación, ese amor que nos hizo un día enamorarnos y permitir que tomáramos la decisión de estar juntos por siempre.

No entiendo en qué fue lo que fallamos para dejar que un amor que comenzó con toda su fuerza con el tiempo se deshiciera y terminara en la nada, sin ni una motivación para intentar seguir a pesar de todos los momentos que pasamos juntos y que en su momento nos hicieron tan felices. Ahora no lo somos y ambos sabemos que lo mejor es decir adiós ahora que estamos a tiempo, ahora que aún no nos destrozamos la vida y hacemos que el corazón se llene de rencor y orgullo. No dejemos que las cosas bonitas que pasamos juntos se vayan, queden el olvido; mejor digamos adiós ahora que aún nos queda tiempo de poder quedar como amigos y olvidar todo el trago amargo que tuvimos que pasar después de que el amor se terminó. Acepta los términos y vivamos felices el tiempo que aún nos queda, dejemos ir el orgullo y digamos adiós a un infierno futuro.