No te dije adiós porque quisiera hacerlo, pero fue necesario 

0
1350
THE GIRL ON THE BROOKLYN BRIDGE

Yo era la que no quería decir adiós, olvidar todos los planes que teníamos tú y yo. Yo no quería olvidarme de la idea de que un día estaríamos juntos por siempre, y que las cosas entre los dos siempre serían lo mejor, pues nadie ni nada lograría separar los lazos que tú y yo logramos desde el día en que iniciamos esta aventura llena de subidas y bajadas. Yo no quería decirte adiós, pero con el tiempo me di cuenta que era lo que tú necesitaba, que lo mejor había sido tener que decirte adiós y alejarme lo más pronto de ti para que el dolor no destruyera mi alma e hiciera que el olvido fuera cada vez más difícil. Yo pensaba que estaría por siempre a tu lado y eso era lo que mi corazón más anhelaba, pero todo había cambiado, todo lo que había pensado en ese día se había olvidado.

Cuando te conocí, pensé que tú eras la persona indicada, que por fin había encontrado a la persona que me haría feliz y que lograría que mis días se convirtieran en capítulos de un cuento de hadas. Eras tú lo que en ese momento necesitaba y cuando te tenía a mi lado sentía que todo estaba completo, que mi corazón se llenaba de alegría al estar tan cerca de ti. Pensé que serías esa persona que estaría a mi lado hasta el fin de los días, y yo estaba feliz con la idea, pues cada día me hacías feliz y sabia en ese momento que siempre lo harías. Como todo, con el tiempo sufrió algunos cambios, cambios que hicieron que mi corazón con los días comenzara a techar la idea de estar siempre a tu lado. Yo no podía creer que con el tiempo que llevaba cerca de ti y con todo lo que tuvimos que sufrir para darnos cuenta que desde un principio habíamos tomado la sedición incorrecta.

Los días seguían pasando, y ambos comenzábamos a darnos cuenta que las cosas ya no eran tan viejas como cuando comenzábamos nuestra aventura, una aventura que estaba repleto de amor y sentimientos que ambos podíamos palpar. Puedo recordar como nuestros ojos brillaban al darnos cuenta que estábamos cerca el uno del otro, nuestras respiraciones comenzaban a acelerar y lo único que pensábamos era en ese momento que se encerraba en la melancolía del sentimiento. Todo era real, ambos lo sabíamos; ambos con el tiempo también nos dábamos cuenta que todo comenzaba a desmoronarse, el amor ya no era el mismo, pues sabíamos que los sentimientos se terminaban con el paso del tiempo y a pesar de que intentábamos reparar lo que ya se había roto.

No pudimos mantenernos unidos y ahora sabemos que si me fui de tu lado era porque fue necesario, porque no solo yo lo necesitaba, ambos lo necesitábamos. Sé que lo que hice fue lo correcto y sé que nuestra mejor opción. No me queda más que decirte gracias por haberme amado por un tiempo y gracias ahora por entender que el amor se termino y que lo mejor es que cada uno encontré su propia motivación.