Me desgarraste el alma y ahora lo estás pagando 

0
1009

No sé que es lo que piensen las personas que pudieron vernos fuera del circulo personal, detrás de la malla como espectador. No sé que es lo que vayan a opinar las personas que pudieron verme a tu lado; una chica feliz, llena de luz en su mirada y con el corazón a mil por hora cada vez que tú te acercabas a mí. Creo que en este momento, donde me encuentro, me importa cada vez menos lo que ellos tengan por decirme, porque solo yo sé las heridas que dejaste en mí y todo lo que hiciste por recuperar el daño.

Aunque no voy a mentir, me gustaría saber la opinión de alguien más, alguien que haya podido estar cerca de los dos observándonos observando cada uno de nuestros movimientos, tarando de entender, de descifrar lo que estaba pasando entre tú y yo. Me hubiera gustado alguna vez poder salir de este cuerpo, convertirme en un fantasma y poder ver desde afuera el panorama de la relación que había entre los dos. Quisiera poder comprender en tercera persona la vida que estaba llevando a tu lado, y de esta manera darme cuenta, que no fui hecha para estar a tu lado, que todo el daño que me hiciste aun puede remediarse, si así me lo propongo, porque sé que puedo olvidar cada una de las cosas que ahora me hacen arrepentirme por haberme topado contigo.

Nunca pensé en desear algo malo para ti, a pesar de que me lastimaste, porque el dolo que produce un amor no se desea ni a tu peor enemigo. Creo que hay un justiciero en este mundo, que se encarga de darnos a cada uno de nosotros lo que merecemos gracias a nuestras obras, por todo lo que hemos hecho en nuestra vida y en la de los demás.

Eso es lo que ahora está pasando en tu vida, yo no lo sabía, no sabía que  en un momento, la vid ate regresaría todo lo que tú me hiciste a mí. Ahora puedes sentir el mismo dolor que sentí yo, cuando me despreciaste tantas veces, cuando jugaste con mis sentimiento tomando mi corazón y presionándolo entre tus manos. No sabía que la vida de esta manera te haría entender que no puedes sentirte dueño de un corazón ajeno, de los sentimientos de alguien más. La vida te ha enseñado la intensidad del dolor que un día tu viste en mí, e ignorándolo solo te fuiste, porque no te importaba ver mis lagrimas o saber más sobre lo que en pasaba. Mi vida fue un infierno a tu lado y la tuya comienza calentarse poco a poco. Otra persona ahora puede hacer, todo lo que tu hiciste en mi vida y te hará entender muchas cosas que no podías ver cuando estuvimos juntos. Al parecer la vida si es justa, y nos hace pagar por cada una de las cosas que hacemos con el paso de los años, y nunca nos esperamos lo que tiene para nosotros, porque nos enfocamos ciegamente en cosas externas, en emociones tontas, pero nunca, nos centramos en los sentimientos que provocamos en los que nos rodean, y es ahí cuando más daño causamos.

Tú seguirás sufriendo todo lo que en algún momento tú provocaste en mi vida. Sigue tus pasos y espero que aprendas a soportar el dolor que el desamor provocará en tu corazón.