No te quedes ahí… ¡Esfuérzate por cumplir tus metas!

0
1148
Young happy woman with ear phone

No es fácil encontrar el confort en una vida donde tienes que luchar por lo que quieres. Es difícil muchas de las veces el encontrar la fuerza para hacer tuyas las metas que te has propuesto, es esa la fuerza que te hará llegar a cada una de ellas, tomarla con tus manos y no soltarla jamás, porque en la vida te encontrarás con muchas piedras que te harán tropezar en el camino para que las sueles, para que te quedes ahí, no puedas levantarte y tengas que soltarlas para después sentir el fracaso que te atormenta cada vez que no logras lo que te has propuesto. Pero la clave del éxito es seguir adelante a pesar de todo, no dejar que te estanques en un solo lugar y comiences a esforzarte por cumplir cada una de tus metas.

Lo mejor que puedes hacer es no quedarte en el mismo lugar, sino caminar y nunca dejar de hacerlo, luchar por subir cada uno de los escalones que están hechos para que subas y en cada uno de ellos mejores como persona, y cambiar quien eres por dentro y por fuera, siendo cada vez mejor. Lo peor que puedes hacer es rendirte, dejar las cosas donde están y no mover ni un dedo para recuperar el tiempo, moverte y hacer que tu vida este en tus manos, bajo tu control y que con ella puedas lograr todo lo que te has propuesto. No puedes quedarte en el mismo lugar, porque tienes que comenzar a luchar, seguir imaginando cosas mejores para ti, proponiéndote metas que te harán mejor persona y te harán cada vez más fuerte.

No te preocupes de las caídas, porque cada una de ellas representa sabiduría, experiencia que sin ellas no pudieras adquirir nunca; es esa misma experiencia que te hará crecer con mayor rapidez, y lo único que tienes que hacer para lograrla es caer, es en este momento cuando comprendes que el caer durante el camino no está del todo mal, sino que con cada una de ellas te levantarás con mayor fuerza y sabrás que hacer la siguiente vez que haya algo que te estorbe para seguir caminando. No te preocupes si te cansas, porque en cualquier momento puedes tomar un descanso, porque lo único que importa es que nunca te rindas, que no importan las veces que tuviste que detenerte para seguir adelante, porque  lo único que importa es que no dejes de caminar.

¿Has pensado en rendirte? No te preocupes porque todos lo hemos hecho, pero nunca lo hagas, antes de hacerlo piensa en todos los fracasos que te hicieron hacerlo y perder oportunidades que solo se dan una vez en la vida. Antes de rendirte tienes que poner en tu mente la posibilidad de crecer y seguir adelante a pesar de los problemas. ¿Quieres ser fuerte? Entonces no mires hacia atrás y si lo haces que sea solo para inspirarte de tus mismos errores, para quitarlos de tu camino y poder seguir adelante. No te quedes por mucho tiempo en el mismo lugar, porque si lo haces las esperanzas pueden callar.