Eres mi complemento y todo lo que deseo 

0
1641

La vida me tenía preparado el mejor regalo de todos y no lo sabía hasta que te presentó en mi camino. Como todo el mundo tuve que toparme con experiencias amargas, esas experiencias que te hacen caer y tropezarte con la misma piedra; me tope con el reto de olvidar recuerdos amargos que con el tiempo que pasaron dentro de mi mente robaban la esperanza de encontrar la persona indicada, esa persona que me demostrará que el amor existe, hacerme sentir que por todo lo que tuve que pasar había valido la pena, que las personas a las que les tuve que decir adiós era para abrirle el camino a él. Había caído demasiadas veces, y a pesar de la experiencia seguir cayendo con la misma piedra, no me daba cuenta que me hacía falta cambiar algo en mi vida para dejar de caer con el mismo error. No me daba cuenta que necesitaba caminar más lento, tomar ese tiempo a solas y esperar, solo esperar a que las heridas sanarán, para que pudiera recuperar al corazón de los todos los golpes que ya había recibido.

El tiempo pasaba y mi alma comenzaba a derramarse en la posibilidad de despertar y encontrarme con la persona indicada. Nunca pensé en seguir, pero hice lo que mi corazón me pedía. Sabía que necesitaba esperar, tener paciencia y decirle adiós a las oportunidades que pensaba que eran las indicadas. Decidí que debía tomarme un tiempo a solas, para pensar el camino que me había hecho tropezarme una y otra vez, tomarme el tiempo de escoger un nuevo rumbo, el mejor para olvidar los tragos amargos que había dejado en el pasado. Así lo hice y no me esperaba que la vida me tenía algo preparado.

El día en el que te conocí no sabía que te convertirías en una de las personas más importantes de mi vida, pero lo que menos imaginé fue que serías tu quien curaría por completo mis heridas, que me ayudaría a terminar de salir por todas las experiencias que me humillaron en algún momento. No me queda más que agradecer al cielo por ponerte en mi camino y darme la esperanza de seguir creyendo en el amor, pues gracias a ti y a todo lo que me has dado durante este tiempo, me has hecho entender que en algún lugar se encuentra persona que es perfecta para ti, esa persona que tiene todo lo que tu querías, pues fue diseñado con las medidas perfectas para compartir su vida contigo. Ya no me importa las veces en las que caí y me tuve que levantar, porque ahora te tengo a ti y sé que lo tengo todo, porque no encuentro en ti algo que no quiero, sino que solo puedo ver perfección sobre ti y lo más importante… qué sé que el amor que siento por ti, es el mismo que sientes por mí. La vida me tenía reservado el mejor regalo: conocer al hombre que llenaría mi vida y haría que mis sueños se hicieran una realidad en la que ahora tengo la dicha de vivir.