El amor se acabo… tú también lo sabías 

0
1266

Ambos sabemos lo que pasaba desde hace un tiempo entre los dos. Es increíble, que después de haber pasado miles de cosas especiales desde el día en el que nos conocimos, hayamos terminado de esta manera, sin querer saber el uno del otro, sin intentar luchar y mejor dejar morir todo lo que un día fue y sabemos que nunca más volverá. Fue increíble que después de aquellas noches donde nos juramos amor eterno, terminaríamos deseando estar lejos, tratando de olvidar lo que un día vivimos y nos hizo tan felices.

Ambos ignoramos lo que estaba pasando, que la rutina comenzó a ocultar lo que pasa entre tú y yo. No nos dimos cuenta y lo dejábamos pasar; el tiempo, el tiempo pasó y nos demostró que nunca luchamos por el amor, por esa relación que en un principio era lo mejor que nos había pasado, porque el conocernos, en un principio estuvo bien, pero los días pasaban y el sentimiento se terminaba, hasta llegar al punto en el que ya no importaba; ya no importaba si quería recuperarlo todo, el amor se había ido y no había manera de encontrar una solución. La vida nos había arrebatado lo que un día había sido nuestro.

Pensé que había encontrado a la persona con la que quería pasar el resto de mis días, y en un principio fue así, pero después se convirtió en un cuento que una vez escuché, porque lo que ahora estaba viviendo era solo una rutina, algo programado que en cualquier momento caducaría. No había encontrado a la persona adecuada, sino que yo misma había engañado a mis sentidos y a mi cabeza tratando de explicarle que la sensación del corazón era verdadera. Ahora me arrepiento, me arrepiento de haberte entregado algo que no te pertenecía, de haberte regalado mi tiempo y dejarlo volar, para al final considerarte menos que un amigo.

Es triste lo que sucedió entre tú y yo, pero la vida no está hecha para llorar intentando olvidar unas heridas, que al intentar olvidarlas las recordaba. Hay un sentimiento que no puedo explicar, y sé que es el mismo que hay dentro de ti, un sentimiento que no te permite pensar en aquellos días en los que éramos felices, pero te hace tener en mente todos los problemas, todo lo que tuvimos que pasar que nos llevo hasta el lugar donde nos encontrábamos, un lugar sin remedio y con la distancia que ambos sabíamos que comenzó a formarse desde hace tiempo.

Cuando comenzamos a darnos cuenta que el amor se estaba terminando ya era demasiado tarde, ya no podíamos hacer nada para recuperar todo lo que ya estaba perdido. Perdimos mucho tiempo de caricias, de besos y abrazos que en ese momento nos llevaban a otro universo, un universo que habíamos construido con un supuesto amor, un amor que ya no está y no hay nada que podamos hacer. Tú también lo sabías, sabías que el amor se había terminado y sé que es por eso que no seguiste luchando, que no hiciste nada para recuperarlo, así que seguimos adelante y supimos que lo mejor era seguir nuestro propio camino por separado.