¿Cómo explicarte que eres todo lo que tengo? Déjame amarte por una eternidad

0
589

No sé como comenzar a decirte todo lo que tengo dentro del corazón que no ha podido salir. He luchado cada día de mi vida por encontrar la manera de estar de pie, ser fuerte y que no haya nada en este mundo que pueda derrotarme. Con el tiempo, quería fortalecer un escudo en mi corazón para que nadie nunca pudiera traspasarlo y pudiera hacerme daño; me aseguraba que las puertas estuvieran cerradas evitando en contra el amor, para que nadie nunca pudiera lastimarme… Pero llegaste tú, y sin imaginarlo ni darme cuenta te convertiste en una de las principales motivaciones de mi alma, en una de las personas más importantes de mi vida y no quiero dejarte ir.

No sé como explicare todo loq eu me haces sentir. No sé como explicarte que te convertiste en mi todo y ahora ya no puedo seguir si no te encuentras aquí. Te convertiste en mi héroe y en esa fortaleza que nunca pude lograr estando sola. No estoy dispuesta a soltarte porque ahora me perteneces y desde hoy en adelante haré todo lo posible por cuidarte y nunca dejarte ir. Quiero que me dejes amarte por una eternidad, que me permitas pasar mis días a tu lado para aprender de ti y saber entrar poco a poco cada vez más profundo en tu corazón.

Luché todo lo que pude y no pude evitar que alguien tocara mi corazón e hiciera que éste dependiera cada vez más de él. Es cierto lo que he dicho hasta esta línea; ahora dependo de ti, dependo de ese mayor que me has entregado desde el día en el que te conocí, desde el día en el que me di cuenta que tú eras el indicado. Ya no quiero seguir luchando sola mientras tú estés conmigo, porque eres el único en el que confío, porque sé que hasta lo que me has dado el día de hoy es verdadero. Soy muy feliz a tu lado, y disfruto cada instante, donde quiera que sea mientras estés a mi lado. No quiero que te alejes porque eres el amor de mi vida, y aunque pasen los años sé que tu serás el dueño de mi corazón. No quiero que esta historia termine, porque no estoy dispuesta a regresar a una vida llena de soledad y escasas tontas para el amor. Me enseñaste demasiado en estos días, sobre todo, me hiciste valorar lo que tengo a mi lado, valorarme a mí misma y saber mis necesidades; una de ellas eres tú.

Nunca obligaré que estés a mi lado, porque a pesar de que te siento mío no seré tu dueña, tu tienes la libertad de dejar este barco en el momento que tú lo quieras, no podré excusas, ni intentare detenerte, porque estoy segura que el amor verdadero es quien tiene que detenerte, qué es el amor que sientes por mí lo que hace que te quedes a mí lado para siempre. No tengo la necesidad de engañarte, solo tengo la necesidad y obligación de enamorarte día a día.