No puedes darte cuenta que lo único que presumes es el vacío que llevas por dentro 

0
346

Vas por la vida intentando ver lo que tienen los demás, piensas en todo lo que posees y lo que a los otros les hace falta. Las personas solo te observan al caminar, te ven desde lejos criticando la manera en la que caminas, en como te mueves y como te acercas a ellas, de esa manera tan pesada, tan egoísta y presumida. Sinceramente podrían decirte mil cosas que aún no puedes descubrir en ti, porque no tienes la capacidad de ver lo que pasa en tu interior que afecta tu exterior. Sigues caminando, pensando que las personas voltean a verte por envidia, porque con cada uno de tus pasos desean lo que tu posees, y todo esto porque no eres capaz de mirar a tu alrededor y ver su rostro, ese rostro arrugado y lleno de asco. Todos pueden mirarte y lo hacen, pero no por las razones que tú piensas; pensando que las miradas están en ti por la perfección que te rodea.

Necesitas despertar, darte cuenta que no tienes nada, que todo lo que posees no vale la pena, porque te hace falta inteligencia, cordura y compasión. Sabemos que no quieres hacerlo o no encuentras la manera, pero al despertar te darás cuenta de tu estupidez, de lo mucho que has quedado en vergüenza frente a los millones de ojos, que al parecer aún no notas. No has notado que las miradas son de repugno, de burla y muchas de ellas de compasión, por no tener todo lo que ellos conocen, el amor, la compasión y el sentimiento de hermandad. Solo puedes fijarte en ti, no hay nada más que te haga voltear la mirada entre la necesidad, la crueldad de este mundo, así que no te das cuenta de todo lo que esta pasando a tu alrededor, no te das cuenta de los caídos, pero tampoco de lo importante de la gente que se encuentra cerca de ti. Sigues caminando, mirando hacía adelante, pensando estupidez y media, pensando que el mundo fue hecho solo para ti, malgastando todo lo que está a tu paso, porque no te das cuenta de su importancia.

Piensas que todos están cerca de ti por lo que tienes, por tu cuerpo y apariencia, porque están a tus pies con tal de merecer y ser dignos de una mirada o una sonrisa, pero no te das cuenta que todos ellos están a tu lado porque necesitan estarlo, pero en algún momento, mirarás atrás estarás completamente en soledad; no te darás cuenta en que momento todos se alejaron de ti porque el show se había terminado, porque ellos se aburrieron de ver siempre lo mismo, tu manera de caminar, tu estado lleno de egocentrismo y pesadez. Nada cambiará mientras la venda siga estando en tus ojos, mientras tus pies intenta pisotear a quien se encuentre cerca. Nada cambiará si sigues teniendo el mismo pensamiento, de cazador fracasado, intentando ver caer a los demás y tomar lo que puedas de ellos, a pesar de tener demasiado. Espera al final… será divertido.