Quiero estremecerme en tus brazos y sentirme uno solo contigo

0
334

Cada vez que te acercas a mí me haces descubrir nuevos planetas en ese universo que un día tú yo construimos. Mi vida está alrededor de tus latidos y sé que te encontraré donde mi corazón sobreviva. Ya no tendremos que hablar de las cosas que han pasado, de todas esas cosas que se fueron y que algún día nos lastimaron, ya no tendremos que volver a hacerlo porque ahora nos tenemos el uno al otro y es lo único que debería importarnos. No sabía de ti en el pasado, en ese tiempo en que no podía ver la luz de la obscuridad que me perseguía con las garras abiertas intentando tomar mi corazón.

No sabía de tu existencia, no tenía idea de que estabas tan cerca. Las cosas se fueron desgastando en mi alma, y las ganas de seguir terminaban… hasta que apareciste tú. Dime que eres real, dime que estás aquí por mí y que nunca más te irás. Quiero saber y escuchar que sientes lo mismo que yo, que sientes el amor que arde en nuestro corazón y que no hay otra cosa que podamos hacer, más que estar juntos.

Quiero que abras tus brazos, me veas a los ojos y sonrías dándome la bienvenida. Quiero estremecerme en tus brazos y en ellos hacerme uno solo contigo. No encuentro otro lugar en el que quiero estar, que no sea en tus brazos. Por las noches junto a la soledad que me envuelve con la sabana del pensamiento, traigo a mi mente todas esas veces que mi cuerpo pudo estar cerca de ti, que pudo sentir tu calor natural y regocijarme en todos tus besos y caricias que me hicieron sentir miles de sensaciones desconocidas para mí. No quiero estar lejos de ti, porque te has convertido en mi hogar, en ese castillo en el que quiero habitar. No quiero alejarme de ti, porque siento que perteneces a mí y yo a ti; siento que lo mejor esta por suceder y solo lo encontraré junto a ti. Las cosas que me hicieron sufrir antes de que llegarás a mi vida han quedado fulminadas por este amor que fue creciendo poco a poco, hasta arrastrarme a un mundo de ilusión y sentimientos hacia ti. Me dibujaste el mundo que siempre soñé, con tu trato, con tu aroma y con cada una de tus sonrisas. Tus palabras son como melodías a mis oídos y con el brillo de tus ojos me demuestras esa luz que ha humillado a la obscuridad que un día habito en mi corazón.

Las cosas que pasamos juntos, fueron esas cosas que  me han llenado de esperanzas y han quitado de mi camino todos esos sueños rotos que deje atrás desde el día en que llegaste a mi vida. No necesito que me digas nada; no necesito promesas que no has de cumplir, lo único que necesito eres tú, tus caricias y todo lo que hay dentro de ti. Te conozco y me gusta lo que puedo ver en ti. Solo quiero estar a tu lado, nunca te alejes de mí…